MARTES, 17 DE JUNIO DE 2008
Volver, volver a casa (y II)

Fernando Amerlinck
Regreso a casa. A la ciudad donde nací. Al mero México. Al puritito Distrito ora sí que Federal. Regreso a la realidad del mundo real. A los baches, topes y microbuses. A las señales de tránsito absurdas y mentirosas. A las noticias de encajuelados, encobijados y decapitados. A los debates de nunca acabar entre sordos. IR AL TEXTO...



VIERNES, 13 DE JUNIO DE 2008
Un relato de tres ciudades

Fernando Amerlinck
Vale la pena pasar el intríngulis de la Homeland Security y, a pesar de lo gordo que nos caiga el sistema político gringo y sus maniobreros de Wall Street y de la Fed, hacer un esfuerzo para tener el privilegio de conocer, al menos, la extraordinaria Nueva York. IR AL TEXTO...



MARTES, 10 DE JUNIO DE 2008
ParanoiEUA

Fernando Amerlinck
Vale la pena visitar Estados Unidos, muy a pesar de los excesos de un gobierno torpe presidido por gente que va de lo incompetente a lo francamente criminal en una “guerra contra el terror” que ha hecho de su gobierno el peor aterrorizador. IR AL TEXTO...



MIÉRCOLES, 4 DE JUNIO DE 2008
La otra capital romana

Fernando Amerlinck
Es Turquía un país a conocer, a explorar, a estudiar, para ver cómo una república islámica es capaz de abrazar a Occidente sin perderse a sí misma y sin hacerse una teocracia. IR AL TEXTO...



MARTES, 3 DE JUNIO DE 2008
Sic transit gloria Burghesii

Fernando Amerlinck
Es el ego una de las destructivas pulsiones humanas, manifiesta en el deseo de sobrevivir y ser alguien sintiéndose superior a los demás, especialmente controlando su conducta, y de sobrevivir y sentirse lo máximo y ganar poder. IR AL TEXTO...



MARTES, 27 DE MAYO DE 2008
Una ciudad reciclada y viviente

Fernando Amerlinck
Si en algún sitio la historia vive en cada piedra, cada calle, cada signo y cada trattoria, es en la ciudad más única, más lejana de lo ordinario, más viva y más antigua de Occidente. IR AL TEXTO...



JUEVES, 22 DE MAYO DE 2008
Volver, volver a casa

Fernando Amerlinck
Regreso a la Caput Mundi luego de una ausencia exageradamente larga, prolongada. Todo alejamiento del bien querido resulta doloroso, como placentero es el reencuentro, apasionante el redescubrimiento, nostalgiosa la remembranza de los paseos y las visitas, la evocación de los amigos de entonces, y de la vida transcurrida aquí en un año de Jubileo, fin de época y cambio de siglo. Un viejo amor ni se olvida ni se deja; un viejo amor, de nuestro cuerpo se aleja pero nunca dice adiós. Sólo dice a rivederci. IR AL TEXTO...





Total de artículos sobre en AC: 7.
EL PUNTO SOBRE LA i


BUSCAR EN AC



SÍGANOS
 


RECIBA LAS NOVEDADES DE AC EN SU CORREO


ENCUESTA DE LA SEMANA
¿Se debe utilizar una parte de las reservas del Banco de México para financiar la reconstrucción?
No
No sé


TWEETS FAVORITOS DE AC