Aquelarre Económico
Jun 5, 2020
Manuel Suárez Mier

Futuro sombrío

La ineptitud de Trump ha sido evidente desde hace muchos años, pero como presidente de EU ha hecho un daño mayúsculo a su país y al ámbito internacional.

Por primera vez en mi vida estoy sujeto a un toque de queda que las autoridades de Washington DC han decretado entre las 7.00 PM y las 6.00 AM, en un intento por contener la violencia generalizada que se ha desatado, al igual que en el resto de EU, en protesta contra la brutalidad policiaca frente a la comunidad negra.

Desde 1968, cuando amplias zonas de esta ciudad fueron literalmente quemadas por hordas de manifestantes como reacción al artero asesinato del Martin Luther King, líder del movimiento pacífico por la igualdad de derechos para la población negra, no se había visto algo como la violencia que impera hoy.

Predeciblemente el presidente Trump, en lugar de calmar los ánimos y restaurar la paz, ha azuzado la violencia amenazando a los manifestantes con echarles encima todo el poder policial y militar, al tiempo que retaba a los gobernadores de los estados a actuar igual que él pues si no parecerían “un montón de idiotas.”

Queriendo mostrar una fuerza de la que carece, el lunes mandó dispersar con gases y balas de goma una manifestación pacífica en el entorno de la Casa Blanca, para él cruzar el pequeño parque Lafayette para fotografiarse frente a la iglesia de San Juan con una biblia, que blandió sin sentido.

El liderazgo de Trump sigue cobrando vidas por su pésimo manejo de la epidemia ya con 115 mil muertos, mientras la economía sigue en caída libre, con una tasa de desempleo que según la Casa Blanca puede llegar al 20% de la población económicamente activa este mes.

No es nuevo que Trump incite más violencia con sus palabras. Hace casi tres años, en un discurso frente a policía uniformada, les pidió “no ser demasiado amables” al lidiar con sospechosos de delinquir, consejo que siguió al pie de la letra el oficial de policía de Minneapolis que asesinó a George Floyd hace días.

Está por empezar la temporada electoral, con el sufragio en 5 meses, en un país que va en una espiral descendente de acrimonia y anarquía esporádica en todos los frentes, lo que Trump no siempre inició pero que ha exacerbado en todos los casos. Es necesario un cambio radical.

Las medidas para restaurar el equilibrio nacional e internacional de EU son muchas y van más allá de la remoción del demoledor en jefe, e incluyen correr del Congreso a los sicofantes dedicados a lamer las suelas del presidente, como si fueran lacayos y no miembros de un poder autónomo.

La ineptitud de Trump ha sido evidente desde hace muchos años, pero como presidente de EU ha hecho un daño mayúsculo a su país y al ámbito internacional, donde su liderazgo ha desaparecido dejando ominosos vacíos que se llenarán y no necesariamente con algo mejor.

El futuro estará determinado por la confluencia de cuatro crisis en EU: la pandemia asesina; el derrumbe económico general; la violencia racial frente a la rudeza del poder público; y una creciente inestabilidad mundial, caracterizada por la implosión en la globalización y liderazgos autoritarios y/o fracasados.

¡Escenario aterrador que nos afectará a todos!



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...