Colaboradores

Octavio Sanchez

Miércoles, 8 de julio de 2009
¿Qué pasó en realidad en Honduras?
El señor Zelaya esta muy lejos de tener la convicción democrática y el idealismo exaltado del Señor Obama, pero ambos conocieron el sabor de las normas de sucesión automática que las constituciones de sus respetivos países garantizan. Lo diferente fue que a uno le garantizó su instalación en el cargo y a otro su salida. Ambas constituciones tenían la misma preocupación: evitar que alguien se perpetúe en el poder.
• Honduras
El punto sobre la i

Durante siglos se ha debatido quién debe detentar el poder y no los límites de ese poder.

Alejandro Montaner
Entrar
Encuesta de la semana
¿Conviene a México la animadversión que López Obrador ha mostrado a Joe Biden?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• Fin de la pesadilla e inicio de…
Arturo Damm
• Del empleo
Isaac Katz
• ¿Tirar por la borda?
Arturo Damm
• En la búsqueda de...
Ricardo Valenzuela
• La mexicanización de EU