MARTES, 4 DE JULIO DE 2006
¿AMLO = Roosevelt?

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Manuel Suárez Mier







“Los manejadores de la imagen de López Obrador en el extranjero tuvieron la ocurrencia de comparar a su candidato con el Presidente de Estados Unidos entre 1932 y 1945, Franklin D. Roosevelt (FDR).”


Los manejadores de la imagen de López Obrador en el extranjero tuvieron la ocurrencia de comparar a su candidato con el Presidente de Estados Unidos entre 1932 y 1945, Franklin D. Roosevelt (FDR), y de afirmar que sus ofertas electorales eran similares al New Deal que emprendió FDR para sacar a su país de la Gran Depresión en la que se encontraba sumido en esa época.

 

No cabe duda que fue una ocurrencia ingeniosa y el Washington Post la publicó en sus páginas, pero la comparación es insostenible por lo que envié una carta a la redacción de ese diario, publicada el viernes pasado, sugiriendo que resultaba mas preciso comparar a AMLO no con FDR sino Huey P. Long.

 

El New Deal de Roosevelt fue un programa de gasto público diseñado con base en las nuevas teorías prescritas por el economista británico John Maynard Keynes como las más efectivas para sacar a un país de una recesión como la norteamericana.

 

La idea era que el gobierno gastara mediante déficit público en obras de infraestructura. La tesis keynesiana sustentaba que no importaba en qué se gastara sino que hubiera mayor “demanda agregada” lo que ilustraba sugiriendo que una cuadrilla de trabajadores hiciera hoyos en el pavimento y que otra cuadrilla los tapara.

 

Las condiciones de la economía mexicana hoy son bien distintas de las que prevalecían en Estados Unidos hace siete décadas. La Gran Depresión implicó que había un desempleo que alcanzó un 25% de la fuerza de trabajo mientras que en México la última cifra comparable publicada por el INEGI es de 2.9%.

 

Lo que requiere el país no son gigantescos programas de gasto keynesiano sino generar reformas e incentivos necesarios para que haya mayor inversión productiva y un proceso de crecimiento económico mucho más acelerado, eficiente y justo.

 

La comparación pertinente de López Obrador en el contexto político de EU no es el Presidente Roosevelt sino quien fuera gobernador y senador por el estado de Luisiana, Huey P. Long quien, al igual que López Obrador, manejaba una retórica incendiaria y se ostentaba como el defensor de los pobres.

 

Populista radical, Long fue gobernador de su estado entre 1928 y 1932 cuando se postuló como senador. Al igual que AMLO, quien gusta que lo comparen con el pejelagarto del pantano tabasqueño, Long se comparaba a sí mismo con un pez-rey (Kingfish) de las marismas de Luisiana.

 

Long era un furibundo enemigo de los banqueros, igual que AMLO, y como gobernador emprendió programas de gasto que lo hicieron popular con los habitantes rurales más pobres de su estado, y se convirtió en enemigo político de Roosevelt pues consideraba que gobernaba muy cerca de los poderosos.

 

Long tenía tal confianza en que sería elegido Presidente de su país que hasta publicó un libro titulado Mis Primeros Días en la Casa Blanca en dónde se imaginaba conversaciones con Roosevelt, a quien pretendía nombrar secretario de Marina, y humillarlo para que quedara claro que el poderoso político neoyorquino era inferior a él que venía de los pantanos sureños.

 

Long quería que el gobierno confiscara sus fortunas a los ricos y que las autoridades garantizaran a cada familia norteamericana un ingreso de 5,000 dólares (que a precios de hoy serían 61,500 dólares) y que a partir de los 60 años todos los ciudadanos tuvieran derecho a una pensión universal. ¿Suena parecido a los ofrecimientos de López Obrador?

 

Long, cuyo programa de gobierno tenía el lema de Compartamos la Riqueza, no tuvo oportunidad de llegar a la Casa Blanca pues murió asesinado de un tiro en el capitolio estatal de Baton Rouge, capital de Luisiana, en 1935.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus