MIÉRCOLES, 4 DE OCTUBRE DE 2006
¿Cierre fronterizo?

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos

Arturo Damm
• Los dos poderes

Manuel Suárez Mier
• Hacia la elección de 2020 en EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Manuel Suárez Mier







“Es un error suponer que la valla va a parar de cuajo el flujo migratorio.”


Mis comentarios sobre asuntos migratorios provocaron múltiples reacciones de mis queridos lectores, que mucho agradezco, al tiempo que se reinició una estridente controversia en ambos países sobre los costos y ventajas construir la cerca que aprobó el Congreso de Estados Unidos.

 

En la medida que el muro disminuya el flujo migratorio se generarán incentivos en Estados Unidos para revisar los términos de la inmigración legal, colige un amigo lector. Tiene razón, pero me temo que parte de una premisa equivocada al suponer que la valla va a parar de cuajo el flujo migratorio.

 

La experiencia acumulada señala que obstáculos físicos, como el muro propuesto, simplemente elevan el precio de cruzar la frontera para los migrantes. En este sentido, representan un elemento disuasivo que será más efectivo mientras más aumenten los costos correspondientes.

 

La demanda por los servicios de trabajadores ilegales, sin embargo, no se verá inicialmente afectada. La menor oferta presionará a elevar los salarios ofrecidos por los empleadores norteamericanos, lo que, a su vez, compensaría parcial o totalmente el mayor costo del cruce para quienes lo logren realizar.

 

El otro elemento que atrae como poderoso imán a los inmigrantes, son los parientes y amigos que ya tienen en Estados Unidos y la información que hacen llegar a México, describiendo su nueva circunstancia laboral y alentando a sus seres queridos a alcanzarlos.

 

Quienes ya llegaron a Estados Unidos conocen las rutas de acceso y tránsito, a los traficantes que los pueden traer, a los falsificadores de papeles necesarios para su contratación, y los trucos para evadir a la “migra” en la forma más efectiva.

 

Con la gradual construcción de la valla, varios elementos de esta información vital para los migrantes irá cambiando, pero la comunidad que vive de la inmigración ilegal, que incluye a empleadores, traficantes e ilegales, tendrá fuertes incentivos para actualizarla.

 

Si suponemos que la valla fuera efectiva en detener por completo los flujos de ilegales, la situación sería bien distinta. En primer término, habría un clamor entre los agricultores de Estados Unidos –desde la vid de California, hasta los duraznos en las Carolinas y los hongos hidropónicos de Pennsylvania.

 

La agricultura que usa intensivamente mano de obra, no puede sobrevivir sin los trabajadores ilegales por lo que se generaría una presión cada vez más fuerte sobre el gobierno para encontrar una solución al problema, pues de no hacerlo tales actividades se volverían prohibitivas y quebrarían.

 

Así, se darían las condiciones para que esas actividades agrícolas se trasladen fuera y para que las empresas productoras avecindadas en Estados Unidos hagan sus inversiones en México y otros países en los que puedan seguir produciendo a precios competitivos.

 

De suceder lo anterior, las pérdidas de capital para quienes hoy tienen inmensas fortunas en plantaciones agrícolas en Estados Unidos serían devastadoras pues sus propiedades, con sus precios exorbitantes, pasarían a no valer virtualmente nada.

 

El ejemplo del impacto sobre la agricultura norteamericana que he usado, es igualmente válido para todos los sectores de la economía de Estados Unidos intensivos en el uso de mano de obra barata como son los servicios domésticos, de hoteles y restaurantes, tiendas de descuento, etc.

 

Los ajustes a los que se vería obligada la economía estadounidense serían muy importantes y en los casos de las industrias afectadas, los precios relativos de sus servicios aumentarían en forma notable, con las consecuentes situaciones críticas aunque seguramente no tan ruinosas como en el ámbito agrícola.

 

Justamente estos son los sectores productivos de Estados Unidos con los que debe trabajar en estrecha alianza la administración de Felipe Calderón para presionar al Congreso de ese país a confrontar las eventuales consecuencias de sus actos en materia migratoria y ponerles los costos políticos apropiados.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus