MARTES, 17 DE OCTUBRE DE 2006
Siete fuentes de crecimiento

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Manuel Suárez Mier







“La principal dificultad que ha tenido México para progresar no ha sido la falta de diagnósticos certeros ni de pronósticos que regularmente se cumplen, sino que estos ejercicios no se traducen en las políticas públicas necesarias para cambiar las tendencias.”


Con regularidad que se intensifica cada seis años alrededor del cambio de gobierno se realizan diagnósticos sobre el estado de la economía nacional, se hacen proyecciones a mediano y largo plazos de dónde estaremos bajo diversos escenarios y se enumeran recomendaciones de políticas públicas.

 

Ahora hay profusión de tales trabajos, desde el realizado por gente allegada al Presidente Electo Felipe Calderón con “México 2030”; el preparado por el CIDAC, “México 2025: El Futuro se Construye Hoy”; y las reflexiones del Grupo Huatusco “Hacia una Política de Crecimiento con Equidad.”

 

En todos estos trabajos, que ya habrá ocasión de discutir con el detenimiento que ameritan, hay material valioso cuyo análisis aporta claves de hacia adónde encaminar las políticas públicas del país para superar sus numerosos problemas.

 

La principal dificultad que ha tenido México para progresar, sin embargo, no ha sido la falta de diagnósticos certeros ni de pronósticos que regularmente se cumplen en sus opciones más sombrías, sino que estos ejercicios no se traducen en las políticas públicas necesarias para cambiar las tendencias.

 

Es por ello que hoy y en mis siguientes Aquelarres Económicos procuraré enumerar concretamente lo que a mi juicio hay que hacer para retomar el camino del crecimiento económico acelerado y sostenido, que permita, además, abatir la pobreza que constituye hoy la principal asignatura pendiente.

 

Empezaré por enumerar las principales fuentes del progreso económico para mañana discutir los principios en los que se deben sustentar las políticas para alentar el crecimiento con estabilidad y el jueves plantearé el papel del gobierno y sus políticas públicas para tales propósitos.

 

Los siete veneros que tienen la capacidad para impulsar el crecimiento son:

 

1.      La propiedad privada de los medios de producción, que invariablemente resulta en que las personas y sus empresas sean más diligentes y usen recursos que son siempre escasos con mejor juicio.

 

2.      Las políticas que impiden o retardan el intercambio comercial entre personas y empresas tenderán también a bloquear o posponer el progreso de la economía.

 

3.      La mayor competencia promueve el uso eficiente de los recursos económicos y ofrece un estímulo continuo a la innovación.

 

4.      Para que un país pueda alcanzar su desarrollo potencial debe contar con mecanismos apropiados para asignar el capital a los proyectos que generen una mayor riqueza para la sociedad. El mecanismo idóneo para este propósito es un mercado eficiente de capitales.

 

5.      La estabilidad monetaria es indispensable para evitar las terribles iniquidades y distorsiones que introducen la inflación y la devaluación de la moneda, que en el pasado debilitaron en forma tan grave a la economía y resultaron en mucha mayor pobreza.

 

6.      La gente producirá más cuando puede quedarse con la mayor parte de la riqueza que genera por lo que resulta imperativo tener tasas impositivas bajas pero de aplicación generalizada, lo que, a su vez, representa un elemento muy útil para combatir la evasión y la elusión tributarias.

 

7.      México puede y debe beneficiarse de vender los bienes y servicios que es capaz de producir a un costo relativamente bajo y utilizar esos ingresos para adquirir productos y servicios del exterior que sólo podemos elaborar a costos relativos más altos. Aprovechar cabalmente nuestras ventajas comparativas en el comercio internacional representa una importante fuente de riqueza para el país.

 

El quehacer que resulta indispensable plantear en materia de política económica si se quieren evitar los escenarios pesimistas que se están pronosticando, parte de caracterizar con detenimiento estas siete fuentes principales del desarrollo económico que hoy sólo he enumerado.

 

Ello lo intentaré en las próximas semanas junto con los otros dos elementos del tríptico –los diez principios de política económica y el papel de las políticas públicas- que pretendo también abordar.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus