VIERNES, 27 DE OCTUBRE DE 2006
Una potencia miserable

Según usted, ¿cuál es el factor que más está incidiendo en la depreciación del peso?
Trump / Elecciones EU
El desorden fiscal
El temor a una alza de tasas de interés en EU
El precio del petróleo
Otro



“Los recursos son escasos: el gobierno debería invertir en la producción de riqueza, no gastar en la satisfacción de necesidades. Es éticamente justo y económicamente eficaz.”
Félix de Jesús

Luis Pazos









“A pesar del evidente fracaso económico de Corea del Norte, todavía en México y en varios países de América Latina hay grupos políticos que ven como una esperanza la aplicación de políticas parecidas a las de esa potencia bélica miserable.”


Hace poco la comunidad internacional protestó enérgicamente contra Corea del Norte por estallar una bomba nuclear bajo tierra. Esa prueba coloca a dicho país como una potencia nuclear, en tanto la mayoría de su pueblo sufre niveles de vida comparables a los países más pobres de América. El producto por habitante en Corea del Sur es de 20,400 dólares, el de Corea del Norte, potencia nuclear, de 1,700, parecido al de Haití, el país más pobre de Iberoamérica, pero Corea del Norte tiene “bomba atómica”.

           

Corea del Norte ha sido gobernada oficialmente por una asamblea popular durante casi 50 años, comandada primero por Kim II Sung y después por su hijo Kim Jong-il. Su ideología política es parecida a la del Comandante Fidel Castro, quien tiene 47 años en el poder en la isla de Cuba, donde también se hereda el gobierno a un familiar.

 

A pesar de que el 36% de los habitantes de Corea del Norte se dedican a la agricultura no producen alimentos suficientes para darle de comer a 23 millones de personas. En Corea del Sur con sólo el 6.4% de sus habitantes dedicados a la agricultura le sobran alimentos para 49 millones de habitantes.

 

Una de las causas fundamentales de las hambrunas en Corea del Norte, la última a finales de los 90 donde murieron cientos de miles de coreanos literalmente de hambre, es que el Estado tiene el dominio de la tierra y por ley se trabaja en cooperativas estatales.

 

Corea del Norte, junto con México, son los únicos países del mundo donde sólo el Estado puede invertir en materia energética y en electricidad. Es por eso que la producción de electricidad en Corea del Norte es 18 veces menor a la de Corea del Sur, donde los particulares pueden generar electricidad.

 

En Corea del Sur las empresas privadas pueden invertir en compañías telefónicas. Hay 26.5 millones de líneas telefónicas, una línea por cada dos habitantes, en Corea del Norte hay menos de 1 millón de teléfonos: una línea por cada 24 habitantes. Ahí la empresa telefónica es del Estado.

 

La mortalidad infantil en Corea del Norte es casi cuatro veces mayor a la de Corea del Sur; sin embargo, en Corea del Norte el gobierno dice que primero los niños. A pesar de esos fracasos económicos, los gobernantes de Corea del Norte reúnen contingentes más numerosos para alabar a sus gobernantes que los que reúne el gobierno de Corea del Sur.

 

A pesar del evidente fracaso económico de Corea del Norte, todavía en México y en varios países de América Latina hay grupos políticos que ven como una esperanza la aplicación de políticas parecidas a las de esa potencia bélica miserable.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus