MIÉRCOLES, 7 DE FEBRERO DE 2007
La quinta economía

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)

Arturo Damm
• Antineoliberalismo, ¿la solución?

Víctor Hugo Becerra
• No es feminicidio, es falta de Estado de Derecho

Arturo Damm
• Neoliberalismo, ¿culpable?

Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Sergio Sarmiento







“No debemos creernos nuestras propias mentiras. México no tendrá ningún potencial, ni será la quinta economía del mundo, si no tomamos medidas para duplicar la tasa de crecimiento mexicana que estamos teniendo hasta este momento.”


El presidente de la república, Felipe Calderón, citó varias veces durante su reciente gira por Europa un estudio de la empresa financiera Goldman Sachs según la cual en el año 2040 México será la quinta economía del mundo. Para que eso ocurra, sin embargo, nuestro país tendría que aumentar de manera importante su ritmo de crecimiento. Al ritmo que vamos, con una expansión de apenas 3 a 4 por ciento anual de la economía, en el 2040 nos habremos quedado más rezagados frente a otros países del mundo que crecen a un ritmo mucho mayor.

 

No somos el único país en el mundo que se ha enfrentado al problema de un crecimiento bajo que se mantiene durante períodos largos. Durante décadas, después de la independencia de 1947, la India registró también una expansión de entre 3 y 4 por ciento. Durante años, de hecho, se habló de “la tasa india de crecimiento” muy distinta a la que se registraba en países más dinámicos, como Corea del sur, Taiwán y Singapur. Se decía que el problema era “cultural”: que los indios eran menos emprendedores que los habitantes de los otros países mencionados del Asia sudoriental.

 

India, sin embargo, encontró la forma de cambiar de manera radical esta tasa tradicional de crecimiento. En los años noventa, el país empezó a hacer reformas para liberalizar su economía. Y las reformas funcionaron: India ha subido su tasa de crecimiento por arriba de un 6 por ciento sostenido al año, ante el asombro de los que pensaban que había una tasa india de expansión definida por una cultura introspectiva.

 

De igual manera, no hay razón cultural o económica por la cual México deba tener una tasa natural de crecimiento de 3 a 4 por ciento al año, como hemos tenido en las últimas décadas. No hay razón, por supuesto, para que México no pueda tener un crecimiento anual de 5 o 6 por ciento al año. Para lograr eso, sin embargo, se necesita hacer una ronda adicional de reformas que abran la economía y faciliten la inversión productiva nacional y extranjera.

 

El problema son las resistencias que el sistema político mexicano ha presentado a los intentos por modernizar la economía del país. Precisamente por eso, hace ya muchos años que no hemos tenido en México reformas de fondo que hagan más competitiva a la economía nacional. No hemos entendido lo que ha ocurrido en otros países del mundo que han logrado construir una mayor tasa de crecimiento a base precisamente de reformas que han vuelto más eficiente y competitiva a la economía.

 

Lo que ha expresado el informe de Goldman Sachs no es otra cosa que una proyección de lo que podría lograr nuestro país gracias a su potencial. Pero el potencial por sí mismo no produce crecimiento, prosperidad o una mejor distribución del ingreso. Esto sólo se puede lograr a través de una economía eficiente y con contrapesos.

 

Es correcto que el presidente Calderón busque atraer inversiones en el exterior hablando del potencial que tiene nuestro país. Pero nosotros no debemos creernos nuestras propias mentiras. México no tendrá ningún potencial, ni será la quinta economía del mundo, si no tomamos medidas para duplicar la tasa de crecimiento mexicana que estamos teniendo hasta este momento.

• Reformas estructurales

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus