MARTES, 13 DE FEBRERO DE 2007
Perseguidor de ambulancias

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Manuel Suárez Mier







“No hay que descartar a Edwards pues según algunos enterados el ser el “más carita” de los contendientes le asegura numerosos votos femeninos.”


En una sociedad tan contestataria como la de EU en la que muchos demandan judicialmente a la menor provocación, a los abogados como John Edwards que atraen clientes convenciendo a los accidentados que deben demandar a los responsables, se les llama persecutores de ambulancias.

 

Edwards es uno más de los precandidatos Demócratas a la Presidencia de EU. Su experiencia política se limita a un período en el Senado representando al estado sureño de Carolina del Norte y a su candidatura fallida a la vicepresidencia en 2004 como compañero de fórmula de John Kerry.

 

Las posiciones políticas de Edwards se ven marcadas por sus modestos orígenes, al haber sido su padre empleado de la industria textilera que ha sufrido estragos especialmente graves en Carolina del Norte a resultas de la competencia internacional.

 

Como abogado litigante hizo una buena fortuna que en 2003 se estimaba podía llegar hasta los 60 millones de dólares, y hoy la familia Edwards vive en una mansión de 2,600 metros construidos en un terreno de 41 hectáreas en los suburbios de Raleigh-Durham. ¡Perseguir ambulancias es rentable!

 

Uno de los problemas que tendrá este precandidato, junto con Hillary Clinton, es que en 2002 votó a favor de la guerra en Irak, posición que se ha tornado muy impopular con la base del partido demócrata y que es cuestionada en cada aparición pública de los contendientes. Él afirma hoy que se equivocó.

 

En materia económica, Edwards es un proteccionista convencido y apoya más intervención gubernamental en la economía. En 2004 pronunció innumerables discursos promoviendo un nacionalismo xenófobo que deleitaban a la extrema izquierda del espectro político norteamericano y a los sindicalizados.

 

En esa campaña su sesgo populista invariablemente caracterizaba a la sociedad de Estados Unidos como inmersa en una batalla campal entre los “privilegiados y ricos” y el hombre común, devoto del trabajo, patriota que sólo compra lo hecho en EU y que, por tanto, merece la protección de su gobierno. Independientemente de su fortuna, Edwards se clasificaba entre los segundos.

 

Su nuevo plan para una cobertura médica universal para los residentes en EU incorpora cuatro vertientes: obliga a todo empleador a cambio de atenuarles los costos; el gobierno ofrecerá exenciones tributarias de las primas y ampliará programas públicos de cobertura; crea “mercados de coberturas médicas” patrocinados por el gobierno; el seguro médico sería obligatorio.

 

En materia migratoria, Edwards ha mantenido una posición moderada que intenta combinar la aprobación de leyes que regularicen a los ilegales que residen en EU con un programa de trabajadores temporales, y con medidas efectivas en colaboración con México, para sellar la frontera al tráfico humano.

 

La encuesta más reciente ubica a Edwards en el tercer lugar de los aspirantes Demócratas con 13%, detrás de Hillary (28%) y Obama (23%), pero no hay que descartarlo pues según algunos enterados el ser el “más carita” de los contendientes le asegura numerosos votos femeninos.

• Elecciones EU 2008

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus