LUNES, 19 DE FEBRERO DE 2007
Propuestas Grupo Huatusco

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Manuel Suárez Mier







“Si la tentativa de quitar una sola de esas prerrogativas eliminando algunas exenciones al IVA, condenó al fracaso los intentos de reforma tributaria en la pasada administración, ¿es realista suponer que ahora sí se podrán eliminar ése y todos los demás regímenes de excepción?”


Asistí anteayer a una reunión del Grupo Huatusco, con el fin de discutir ideas sobre la reforma tributaria que requiere nuestro país para establecer un sistema fiscal eficiente y equitativo, que les permita a todos los niveles de gobierno financiar su gasto ante la inexorable caída en el ingreso del petróleo.

 

Como recordarán mis lectores de vieja memoria, el Grupo Huatusco es una iniciativa de Javier Beristain y un conjunto de amigos economistas que ha celebrado tres reuniones en la bella población veracruzana que le dio nombre, para buscar puntos de acuerdo respecto a las reformas que requiere México.

 

Se trata de profesionales que representan diversas visiones de los problemas que enfrenta el país y de sus posibles soluciones y que, a pesar de ello, han avanzado en las líneas generales por las que hay que transitar a partir de análisis objetivos y serios.

 

En esta ocasión la reunión fue en la ciudad de México. Me sorprendió el notable poder de convocatoria del Grupo pues no es fácil conseguir que casi un centenar de profesionistas dediquen un sábado completo a la discusión de reformas tributarias.

 

Se presentaron tres ponencias. La primera, una investigación para medir la evasión fiscal, del Centro de Economía Aplicada y Políticas Públicas del ITAM, elaborada para el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y dirigida por Ricardo Samaniego.

 

Es un trabajo sumamente acucioso en el que se calcula la evasión de cada uno de los impuestos del sistema tributario y se contabilizan los costos fiscales implícitos en los regímenes de excepción de los gravámenes.

 

Las principales conclusiones de este excelente estudio son que la evasión a los distintos impuestos fue de 3% del PIB en 2004, y que ha venido cayendo en forma tangible en años recientes. Este es un corolario notable pues siendo una cifra elevada ($250 mil millones), es inferior a la que muchos pensábamos.

 

La otra conclusión, con radicales implicaciones de política fiscal, es que la multitud de excepciones que se han incorporado a la estructura tributaria, representa una pérdida de recaudación de otro 7% del PIB, con lo que la cifra total que se deja de cobrar ya sea por mal diseño del régimen impositivo o por evasión al pago de los impuestos, es del 10% del PIB.

 

Esta cifra es grosso modo comparable con el total recaudado por el sistema tributario, lo que implica la necesidad no sólo de tomar medidas para evitar la evasión tributaria, con lo que los expertos suponen realistamente poder elevar la recaudación en 1.5% del PIB, sino también eliminar las excepciones.

 

Justamente aquí está el problema. Si la tentativa de quitar una sola de esas prerrogativas eliminando algunas exenciones al IVA, condenó al fracaso los intentos de reforma tributaria en la pasada administración, ¿es realista suponer que ahora sí se podrán eliminar ése y todos los demás regímenes de excepción? Mañana seguiré con este tema.

• Reforma fiscal

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus