Nostalgia del porvenir
Feb 21, 2007
Fernando Amerlinck

La profunda superficialidad

Honda es la animosidad por el cuento histórico y baladí la respuesta: argumentar con adjetivos, vilipendiar con maniqueísmos a los maniqueos, contar nuevos cuentos. El mexicano conoce pocos hechos y verdades a medias, torcidos por una ensalada de suspicacias y mentiras de los historiadores del bronce y el lodo.

México es único en su visión de la historia. Pueblo contradictorio: desmemoriado que no recuerda hechos recientes y vuelve a creer las mismas mentiras dichas por nuevos demagogos, vuelve a ilusionarse con lo que repetidamente lo ha desilusionado, y se cree una y otra vez lo que la nomenklatura cultural, mediática o política le recete.

 

Ese desmemoriado es poco olvidador cuando mantiene vivas las rencillas viejas contra los perpetradores de un pasado que no cesa. Abundan quienes dedican su vida a recordar agravios, sentirse ofendidos y mantener a flor de su suavecita piel las cuentas pendientes; a ver enemigos en toda geografía y toda geometría. Así, lo pasado no pasa. Todo regresa. El mexicano vive y mira la historia con profunda superficialidad.

 

¿Profundidad? Nada más hondo que cinco siglos que nos cancelan; se culpa con saña al conquistador por aniquilar las culturas autóctonas, por maniobrero y hasta por enamorado: Doña Marina (Malintzin, La Malinche) provoca el subdesarrollo y mala calidad de la industria nacional. Resignación y resentimientos bañan y acompañan al mexicano de la cuna a la tumba, con la ingrata tarea de cancelar su futuro.

 

¿Superficialidad? Atormentan los cocos, mitos y mentiras aprendidos en los textos obligatorios de la SEP y en el discurso oficial. Se saben más adjetivos que datos sobre los “héroes” perfectos (Juárez, Carranza, Cárdenas I, Morelos, Hidalgo, etc.) o los “antihéroes” 100% malévolos (Cortés, Iturbide, Santa Anna, Miramón, Maximiliano, Porfirio, Díaz Ordaz, Salinas); los hechos conocidos son desproporcionados a sus consecuencias.

 

Honda es la animosidad por el cuento histórico y baladí la respuesta: argumentar con adjetivos, vilipendiar con maniqueísmos a los maniqueos, contar nuevos cuentos. El mexicano conoce pocos hechos y verdades a medias, torcidos por una ensalada de suspicacias y mentiras de los historiadores del bronce y el lodo. Lo atormenta lo que no conoce y lo poco que sabe de lo que nunca pasó, pero no sabe que no sabe lo que sí ocurrió.

 

Octavio Paz comprendió mejor que nadie el predicamento histórico en la psique mexicana. Va esta poco conocida cita:

 

“Siempre hemos tenido dos polos… Vivimos en medio de nuestras contradicciones… No hemos resuelto esas contradicciones, pero con ellas, y a través de ellas, hemos creado una cultura verdaderamente original. Estamos vivos en el fin del siglo XX. Un mexicano joven, mirando hacia el futuro,  no vive en el infierno ni en el paraíso. Vive en la Tierra.  Y en la Tierra, con los límites y contradicciones de la historia real, está el purgatorio. La Tierra es el lugar donde nos probamos a nosotros mismos. En la historia perdemos nuestras almas o alcanzamos la salvación”.

 

El mayor proyecto nacional tendría que ser perdonar a la historia, para la salvación nacional a que convocaba la máxima figura intelectual mexicana en la segunda mitad del siglo pasado. Perdonar al pasado permitirá abrir el futuro; curar las cicatrices, las heridas y los famosos agravios que –fuera y dentro del PRD– llenan la agenda diaria de demasiados mexicanos invadidos por un invariable y destructivo resentimiento.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...
Isaac Katz
• La otra tragedia
Arturo Damm
• Estado de chueco
Manuel Suárez Mier
• Relaciones externas en 2020
Arturo Damm
• Para reactivar la economía
Isaac Katz
• Pensiones (II)