Jaque Mate
Feb 22, 2007
Sergio Sarmiento

Palabra de Fox

La verdad es que el ex presidente Fox siempre ha sido descuidado en su manejo de las palabras y de las ideas. Se ha convertido en un peligro para su sucesor, para él mismo y para el país en su nueva carrera como conferencista.

Nunca se distinguió Vicente Fox por su inteligencia política o por el acierto de sus declaraciones. Pero hay que reconocer que, a partir de que se liberó de la obligación de estarse cuidando, como lo reconoció en una afirmación antes de empezar una entrevista formal que se emitió en Telemundo, el ex presidente ha estado particularmente desastroso en sus declaraciones.

 

Fox ya impartió cátedra de ignorancia en una conferencia en Los Ángeles en enero en la que dijo: “América Latina debe huir de la ‘dictadura perfecta’, como lo dijo el Premio Nobel colombiano de literatura, Mario Vargas Llosa.” Por supuesto, Vargas Llosa no es ni es colombiano ni ha ganado el Premio Nobel de literatura.

 

Queda claro que un político no tiene por qué ser culto. Distinguir entre Vargas Llosa y el colombiano Gabriel García Márquez, que sí ha ganado el Premio Nobel, no es un requisito para participar en la política. Pero sí inquieta la inclinación del ex presidente por engañar, por pretender mostrar una cultura que no tiene. Esta actitud quedó de manifiesto cuando era presidente y declaró en que le gustaba leer las novelas de Octavio Paz, el distinguido poeta y ensayista mexicano que nunca escribió una novela.

 

Ninguna de las tonterías de Vicente Fox ha sido tan peligrosa como sus declaraciones en Washington de la semana pasada. En esta nueva conferencia el ex presidente declaró que había perdido una batalla frente a Andrés Manuel López Obrador en el proceso de desafuero. “Fue una decisión difícil y perdí –dijo el ex presidente--. Entonces me retiré, pagué el costo político pero 18 meses más tarde yo tuve la victoria. El día de la elección, el candidato de mi partido ganó.”

 

Hay que reconocer que el ex presidente no dice que él haya hecho nada indebido para impulsar el triunfo del candidato del PAN, Felipe Calderón. En este sentido, los grupos políticos, y en particular el PRD, han buscado sacarle provecho a sus declaraciones atribuyéndoles algo que no contienen. Pero se entiende que traten de hacerlo porque así es la política. Y la verdad es que el ex presidente siempre ha sido descuidado en su manejo de las palabras y de las ideas.

 

Ahora bien, más preocupante que su afirmación de que el triunfo del candidato de su partido en las elecciones del 2006 fue también una victoria para él, es lo que Fox dice inmediatamente antes. El ex presidente señaló con claridad en  Washington que él tomó personalmente la decisión de suspender la acción en contra de López Obrador en el caso del desafuero. Quizá esto es algo que todos hemos supuesto siempre, pero representa el reconocimiento abierto a una violación a la ley. No olvidemos que la Procuraduría General de la República tiene obligación de actuar ante el mandato de un juez, que en este caso había ordenado la consignación de López Obrador por el delito de desacato. El ex presidente Fox está reconociendo que él ordenó a la PGR violar la ley al abstenerse de obedecer un mandato judicial.

 

Podrá uno pensar lo que uno quiera en este tema, pero de lo que no cabe duda es de que el ex presidente Fox se ha convertido en un peligro para su sucesor, para él mismo y para el país en su nueva carrera como conferencista. Entiendo que no se puede violar el derecho a la libre expresión, incluso de un ex presidente que no entiende el gran valor del silencio, pero quizá por lo menos podríamos insistir que Fox limite sus observaciones al campo de la crítica literaria, donde por lo menos sus metidas de pata no le harán tanto daño al país.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El gobierno es un mal necesario

Thomas Paine
Entrar
Encuesta de la semana
¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
Artículos recientes...
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta
Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: La gran estafa
Arturo Damm
• Consumo solidario
Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos
Arturo Damm
• Domingo, día clave
Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria