LUNES, 16 DE ABRIL DE 2007
A favor de la muerte ajena

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Luis Pazos
• Escasez de medicinas en hospitales públicos

Arturo Damm
• El PIB: monto y composición

Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)

Arturo Damm
• Antineoliberalismo, ¿la solución?

Víctor Hugo Becerra
• No es feminicidio, es falta de Estado de Derecho


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Fernando Amerlinck







“La pena de muerte no existe en México desde marzo de 2005. Los partidos hoy abortistas votaron por la reforma constitucional que la suprimió. Hoy vuelve a ser tema favorito la muerte, en dos vertientes: la eutanasia y el aborto.”


Toda duda que pudiera yo tener sobre la pena de muerte quedó extinta luego de conocer a Mario Flores Urbán, mexicano-estadounidense que pasó 20 años formado en la cola para ser ejecutado, en Illinois.

 

Ignoro si al liberarlo le dijeron “usted disculpe” tras hacerlo perder la mayor parte de su vida preso por un delito del que lo inculparon falsos testigos. A pesar de su status legal de inmigrante lo deportaron a México sin exonerarlo oficialmente, porque lo habrían tenido que indemnizar… No importa: este hombre extraordinario está vivo (pintor, deportista, abogado, orador, motivador, experto en religiones; todo lo aprendió en la cárcel).

 

La pena de muerte no existe en México desde marzo de 2005. Los partidos hoy abortistas votaron por la reforma constitucional que la suprimió. Hoy vuelve a ser tema favorito la muerte, en dos vertientes:

 

  • La eutanasia
  • El aborto

 

No significan lo mismo. La eutanasia es dar una muerte decente a quien ya ha vivido. El aborto es dar una muerte indecente a quien no ha nacido.

 

Abundan las justificaciones para demostrar cuánto conviene matar bebés: que mueren mujeres por abortos mal hechos; que ella debe disponer de su cuerpo libremente; que la salud pública; que otros países lo admiten; que la iglesia, etcétera. No dicen que al violador no se le impone la pena de muerte, pero sí a su hijo.

 

No es trivial defender el que uno le quite a otro (contra su voluntad) todo lo que tiene y todo lo que puede tener; para ahora, y para siempre. Peor si ni siquiera ha llegado a nacer, y no tiene posibilidad alguna de opinar.

 

Toda muerte de un humano a manos de otro está —como todo lo humano— contaminada siempre por alguna imperfección, y por ello, hay certeza de injusticia. Se suprimió por eso en México y todos aplaudieron pero hoy justifican la muerte de los inocentes, negándoles todo derecho correlativo a la libertad para disponer de ellos si su existencia se opone al “proyecto de vida” de ellas. Y dicen que son “parte de su cuerpo” (pero sólo hasta 12 semanas… ¿por qué no 1, o 24, o 36?)

 

Todo tiene respuesta social y científica (dejemos de lado lo religioso) pero es necio responder a quien no quiere oír porque quiere legalizar el ataque final contra la vida ajena indefensa. Imponer su mayoría, pase lo que pase. No importa dividir a la sociedad. Enconar. Atacar. Ampliar la pena de muerte. No les interesa defender la vida ajena promoviendo la adopción de niños indeseados. Tampoco parece interesarles prevenir con eficacia las causas de tanto embarazo indeseable (eso implicaría trabajo, talento, y pocos reflectores). Lo quieren legalizar: punto. Los derechos humanos —la vida, el primero— no son confesionales. Pero contra sus enemigos no hay argumento que valga.

 

Mario Flores encuentra en México una evidencia inquietante: no le interesa mucho su caso al público. En España y otros países lo han llevado a escuelas y universidades, por ejemplo. Aquí se aprecia mucho menos el valor de la vida, concluye por esa y varias otras razones este comprobado experto en ese inmenso tema.

 

• Aborto

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus