Pesos y contrapesos
May 3, 2007
Arturo Damm

Trabajo, ¿cómo vamos?

Lo primero que hay que decir es que los resultados de una economía deben evaluarse a nivel de la economía familiar, a partir de dos variables, empleo y remuneración, entre las cuales existe la siguiente relación: la cantidad de la remuneración depende de la calidad del empleo. ¿Cómo andamos, en México, en dichas materias?

El 1 de mayo se conmemoró, una vez más, el día del trabajo, motivo suficiente para revisar cómo vamos, en México, en dicha materia.

 

Lo primero que hay que decir es que los resultados de una economía deben evaluarse a nivel de la economía familiar, a partir de dos variables, empleo y remuneración, entre las cuales existe la siguiente relación: la cantidad de la remuneración depende de la calidad del empleo. ¿Cómo andamos, en México, en dichas materias?

 

Lo primera que hay que hacer es señalar el aumento en la tasa de desempleo abierto, desde el 3.4 por ciento, promedio mensual, de la población económicamente activa, en el 2000, hasta el 4.6, en el 2006, incremento del 35.3 por ciento. A lo largo del primer trimestre de 2007, la tasa promedio mensual de desempleo abierto, fue 5.1 por ciento de la población económicamente activa.

 

Lo anterior, ¿quiere decir que se han perdido empleos? No. Entonces, ¿significa que no se han creado nuevos puestos de trabajo? No, tampoco, tal y como lo muestran las cifras más recientes: en el 2006 se crearon, en el sector formal de la economía, 879 mil 533 nuevos empleos, la cifra más elevada en la historia de este país. Durante el primer trimestre del 2007 se crearon, en el sector formal de la economía, 256 mil 277 nuevos empleos, y se alcanzó, con 14 millones 221 mil 835 empleos formales, un máximo histórico.

 

¿Qué nos muestran los números analizados? Que la creación de empleos, elevada en comparación con el pasado reciente, no ha sido suficiente para darle trabajo, en el sector formal, a quienes, años tras año, se incorporan al mercado laboral, razón por la cual la tasa de desempleo abierto ha aumentado.

 

Lo anterior en cuanto a la cantidad de trabajo. ¿Pero cómo andamos en cuanto a la calidad del mismo? Buena parte de la respuesta nos la dan las remuneraciones: el salario mensual promedio es de 4 mil 507 pesos, y el sueldo, también en promedio al mes, es de 9 mil 923 pesos, remuneraciones bajas desde cualquier punto de vista.

 

Otro dato. La cantidad de dinero de la que, en promedio, dispone un mexicano al mes, es de 3 mil 203 pesos, equivalente a 105 pesos diarios, cantidad con la cual resulta imposible, por lo menos, satisfacer las necesidades básicas, que son aquellas que, de quedar insatisfechas, atentan contra la salud y la vida. Es cierto, entre 2000 y 2005, la cantidad de dinero de la que, en promedio, dispone un mexicano al mes, aumentó un 6 por ciento, lo cual apunta en la dirección correcta, pero faltando mucho para llegar a la meta.

 

¿Qué se requiere para aumentar, en cantidad y calidad, el trabajo en México? Entre otras cosas, pero de manera indispensable, la reforma laboral, que debe tener un sentido muy claro: reconocer y garantizar la libertad de los trabajadores mexicanos, algo que hoy deja mucho que desear, tal y como lo muestra, entre otras barbaridades, la famosa cláusula de exclusión, por la que los líderes sindicales pueden decidir si una persona puede, o no, trabajar. ¿Libertad? ¡Sí, cómo no!

• Empleo


Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio
Arturo Damm
• Desconfianza
Arturo Damm
• Visión panorámica