VIERNES, 4 DE MAYO DE 2007
Economía y prohibición

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Manuel Suárez Mier







“¿Eliminar la prohibición al uso de las drogas sólo empujaría al crimen organizado a nuevas actividades ilícitas, por lo que no es la solución?”


Me sorprendió la negativa reacción que tuvo una interlocutora mía con la que conversaba anteayer sobre la posición, generalmente aceptada por la profesión económica, que la única forma efectiva de combatir el narcotráfico era la descriminalización en el uso de las drogas.

 

La psicóloga con la que conversé, calificada y altruista profesional involucrada en la aplicación de políticas públicas para combatir adicciones entre jóvenes, me señaló que eliminar la prohibición sólo empujaría al crimen organizado a nuevas actividades ilícitas, por lo que no era la solución.

 

Me pareció sugestivo que usara como ejemplo para sustentar su opinión que las organizaciones criminales que surgieron de la prohibición al uso del alcohol en EU entre 1920 y 1933, no desaparecieran al legalizarse su consumo sino que emprendieron nuevas actividades, ilícitas o legales, como el juego, la prostitución y la distribución de drogas prohibidas.

 

Como he escrito en Aquelarres Económicos anteriores, me queda claro que las condiciones políticas prevalecientes en Estados Unidos hoy en día hacen impensable que se pudiera dar la legalización de las drogas, y que si otros países lo hicieran serían objeto de graves e inmediatas represalias.

 

Tengo presente también que las políticas públicas que intentan atender problemas sociales de la importancia y gravedad de los derivados del narcotráfico, no pueden elaborarse en forma dogmática o parcial, sino que deben incorporar el concurso de profesionales especialistas en muy diversas disciplinas para tratar de incluir todas las dimensiones del problema.

 

Es por ello que es importante discutir los costos y beneficios de políticas alternativas, como sería la eliminación de la prohibición, aunque su viabilidad no aparezca en el horizonte, porque ello también permite ir desbrozando el terreno para diseñar las mejores políticas posibles aunque no sean las óptimas.

 

La pregunta que me parece pertinente respecto a la prohibición al alcohol en EU es, ¿qué hubiera ocurrido de prolongarse hasta nuestros días? Tengo la impresión que las mafias encargadas de ese tráfico hubieran crecido en forma mucho más rápida de lo que lo hicieron en ausencia de la prohibición.

 

Lo anterior significa que en el caso de no haberse eliminado la prohibición los costos que hubiera pagado la sociedad, una parte importante de la cual se colocaba ya al margen de la ley, se habrían elevado exponencialmente en número de víctimas mortales, encarcelamientos, corrupción y costos policiales.

 

Es debatible, por tanto, la conclusión de que si se les quita a las mafias su principal línea de negocio, en 1933 la prohibición y hoy la descriminalización de las drogas, van a volcarse a otras actividades que generan costos para la sociedad iguales o aún mayores que los previos.

 

Volviendo a la realidad que nos imponen las circunstancias y que nos fuerzan a seguir enfrentando al narcotráfico como actividad criminal, ello debe complementarse con programas de salud pública que creen conciencia entre los potenciales usuarios de los devastadores efectos del consumo de drogas.

• Drogas

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus