JUEVES, 7 DE JUNIO DE 2007
Plan Nacional de Desarrollo: Fines y medios (I)

A un año del comienzo del gobierno de López Obrador, usted cree que hemos mejorado en...
Economía
Seguridad
Ambas
Ninguna de las dos



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Ricardo Valenzuela
• ¿Son los EU abanderados del capitalismo salvaje?

Arturo Damm
• Las expectativas

Isaac Katz
• Un pésimo año


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Si todo sale como lo espera Calderón, al final de su administración el PIB deberá crecer al 5% y la creación de empleos, en el sector formal, deberá ser, por lo menos, de 800 mil nuevos puestos de trabajo, todo lo cual, de conseguirse, nos ubicará, poco más poco menos, en la misma situación en la que nos encontramos en el 2006. ¿Habremos avanzado?”


El objetivo del Plan Nacional de Desarrollo 2007 – 2012, PND, en materia de economía es “lograr un crecimiento sostenido más acelerado y generar los empleos formales que permitan mejorar la calidad de vida de todos los mexicanos”. En términos numéricos lo anterior supone, uno, “lograr un crecimiento anual del PIB del 5 por ciento al final del sexenio” y, dos, “llegar en 2012 a crear, al menos, 800,000 empleos formales al año”.

 

Si todo sale como lo espera Calderón, al final de su administración la producción de bienes y servicios (el Producto Interno Bruto, PIB), deberá crecer al 5 por ciento y la creación de empleos, en el sector formal de la economía, deberá ser, por lo menos, de 800 mil nuevos puestos de trabajo, todo lo cual, de conseguirse, nos ubicará, poco más poco menos, en la misma situación en la que nos encontramos en el 2006, año en el cual el PIB creció 4.8 por ciento y durante el cual se crearon, en el sector formal de la economía, 824 mil 486 nuevos empleos. ¿Habremos avanzado? No si comparamos lo que se pretende para el 2012 con lo que se logró en el 2006, sí si la comparación la hacemos con el 2007.

 

En el 2006 el PIB creció 4.8 por ciento, ¿cuánto se espera que crezca en el 2007? Según la Encuesta Sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, correspondiente al mes de mayo, la producción de bienes y servicios crecerá este año 3.04 por ciento, 36.7 por ciento menos que el año pasado. Comparando: durante el primer trimestre del año pasado el PIB creció 5.5 por ciento, un año después, entre enero y marzo pasados, el crecimiento fue 2.6 por ciento, menos de la mitad.

 

En el 2006 se crearon, en el sector formal de la economía, 824 mil 486 nuevo empleos, ¿cuántos nuevos empleos se espera se crearán en 2007? Según la citada encuesta 604 mil, 26.7 por ciento menos. Comparemos: entre enero y abril del año pasado se crearon, en el sector formal de la economía, 363 mil 938 nuevos empleos. ¿Cuántos se crearon entre enero y abril de 2007? 337 mil 941, 7.1 por ciento menos.

 

Enfrentamos, por enésima vez en los últimos veinticinco años, el mismo fenómeno: un año de buenos resultados (2006, con crecimiento del PIB de 4.8 por ciento, y 824 mil 486 nuevos empleos formales), seguido de otro con resultados malos (2007, con crecimiento del 3 por ciento y solamente 604 mil nuevos empleos), lo cual supone dar dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás, por lo que el avance es más lento de lo que sería sin ese paso hacia atrás, mismo que, con relación al 2006, lo estamos dando en este 2007.

 

El reto, y así se entiende en el PND, es lograr, al final del sexenio, un crecimiento del 5 por ciento que se sostenga a partir de entonces, así como la creación, a partir de entonces y en los años por venir, de 800 mil nuevos empleos en el sector formal de la economía.

 

Así las cosas, el objetivo del PND es lograr, al final de la administración calderonista, en materia de crecimiento y empleo, los mismos resultados que se consiguieron en el último año del foxismo, pero con una diferencia importante: evitar, a partir de ese momento, los pasos hacia atrás, de tal manera que esos resultados no sean un punto de llegada sino uno de partida, lo cual dependerá de los medios que se utilicen para conseguirlo, mismos que se sintetizan en una palabra: inversión, y en lo que el gobierno debe hacer para incentivarla correctamente, no a la manera mercantilista, otorgando privilegios (apoyos, protecciones, subsidios y concesiones mono u oligopólicas) a unos cuantos.

 

Continuará.

• PND

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus