Práctica económica
Dic 4, 2005
Juan Carlos Leal

La verdadera cara de López

Las propuestas que ha dejado en claro López respecto a su visión de la economía: mucha ideología y nada de visión pragmática. la verdadera cara de lo que sería su gobierno: autoritario, irracional e irresponsable.

Renegociar el TLC, autosuficiencia alimentaria, no a la privatización de la energía, proyectos faraónicos y no a la independencia de los reguladores financieros, son las propuestas que ha dejado en claro López respecto a su visión de la economía en tan sólo una semana. Y es que ante los resultados “sesgados” de la encuestas el “candidato” de la megacoalición, chile dulce y manteca como tamal es lo que se perfila (Petistas, Perredistas y Convergencisitas, ex priístas todos), ha radicalizado su postura y ha mostrado su verdadera cara.

 

Todo esto no deja de ser preocupante pues los nubarrones sobre el futuro económico del país cada vez son más claros, la inestabilidad de la economía de los Estados Unidos, el gigantesco muro que se terminará de construir en la frontera norte y la incertidumbre política en México conforman un panorama gris para una economía que sin reformas estructurales no puede seguir creciendo, compitiendo y dando bienestar a los mexicanos.

 

Pero el caso es que después de navegar con bandera de ser moderado e incluso contestar a los cuestionamientos de “Diálogos por México” con evasivas y vaguedades, o de hacerse el desentendido con las posturas ideológicas del Presidente venezolano, en la misma semana que el “cachorro” argentino gira de manera definitiva hacia la izquierda López hace lo mismo y se muestra despectivo con los empresarios nacionales (no es aún candidato, se disculpa su vocero), omiso con los financieros (no entraba en la agenda, dice ahora su partido) y autista con los empresarios norteamericanos, con ellos si va y no se disculpa, sólo critica a los demás.

 

Resulta por demás claro que su campaña va perdiendo fuerza y la teoría del complot ya no funciona pues eso intentó hace un par de semanas, pero no hubo ecos más que entre sus paleros. Por ello ahora se radicaliza y muestra la cara de lo que sería su gobierno: autoritario, irracional e irresponsable.

 

Nada más claro que cuando dice que se van a quedar con las ganas de las reformas, pues el ya “se vio” presidente, dice que él no promete, él va a “hacer” pues ya está en los cuernos de la luna, no en Los Pinos pues el vivirá en Palacio Nacional. Arremete contra los que dicen que habrá inversión privada en energía, pues no tienen cómo ganarle y el no la permitirá y vocifera contra todos los que le están haciendo reforma al vapor y albazos que le van a impedir realizar su proyecto, pero aún peor, que no lo van a dejar hacer su santa voluntad, pues dijo “nos quieren impedir manejar la economía”.

 

Todo esto se agrega a su ignorancia deliberada del marco institucional como en el caso de la reducción de los salarios de la “alta” burocracia, que no es decisión suya sino del Congreso, y convencer a los diputados de que ellos se corten la dieta va a estar en chino. O verdaderos sueños guajiros como el caso del “el Águila” el tren que partiría de Buenavista, en el centro del Distrito Federal, hasta Mexicali, tren ultrarrápido, tres veces más largo que cualquier línea construida hasta ahora y que de servir sería el tren de los mojados, la pregunta es el si él mismo se toma todo esto en serio y si no ve la realidad o no se ve en el espejo de la administración actual que no pudo construir ni la primera etapa del tren que iría al bajío, es más, no pudo ni licitarse el de Querétaro.

 

En fin, mucha ideología y nada de visión pragmática que es lo que le hace falta al país. Si estos cinco años han sido una pesadilla institucional pues aún estamos aprendiendo a ser demócratas y a vivir con las reglas que nosotros marcamos, pues menor esperanza de que pase algo con el país en las garras de la ideología como forma de hacer política.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
México es el 10° país con más habitantes en el mundo, tenemos altos índices de obesidad y de diabetes, así como de hipertensión, ¿cuál sería un resultado que pudiera considerarse un éxito en la estrategia implementada por el gobierno federal contra la pandemia de Covid-19?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Gobierno neutral
Isaac Katz
• La otra tragedia
Arturo Damm
• Estado de chueco
Manuel Suárez Mier
• Relaciones externas en 2020