VIERNES, 4 DE ENERO DE 2008
Los beneficiados del "no a la privatización"

¿Qué le pareció el desempeño de Carstens como Gobernador del Banco de México?
Excelente
Bueno
Regular
Malo
Muy malo



“Si admiras asesinos no eres defensor de la vida. Si admiras dictadores no defiendes la libertad. Si admiras ladrones no respetas la propiedad.”
Gloria Álvarez

Luis Pazos









“El “no a la privatización” se ha convertido en un espantajo que manipulan demagógicamente quienes bajo ese lema mantienen privilegios y no rinden cuentas de los recursos públicos que utilizan.”


El “no a la privatización del petróleo”, “no a la privatización de la electricidad” y el “no a la privatización de las universidades” son lemas que se  han  utilizado  como excusa para mantener monopolios, gastos sin comprobar y evitar una sana competencia que se traduciría en mejores servicios básicos a los ciudadanos.

 

Lo que queremos muchos mexicanos es que no se utilicen los recursos petroleros y eléctricos para promover candidaturas ni apoyar partidos políticos y que exista una sana competencia en esos sectores, que nos permitan escoger entre diversas opciones, como en todos los países desarrollados del mundo.

 

El “no a la privatización” se ha convertido en un espantajo que manipulan demagógicamente quienes bajo ese lema mantienen privilegios y no rinden cuentas de los recursos públicos que utilizan. Ni el gobierno del Presidente Fox ni el gobierno del Presidente Calderón han planteado la privatización de PEMEX, de las compañías eléctricas o de las universidades. Lo que han buscado los últimos cuatro presidentes, incluidos dos priístas, es hacer eficientes y competitivitos a los monopolios petroleros y eléctricos.

 

Para que esos sectores sean competitivos es necesario que coticen en las bolsas una participación minoritaria de sus acciones, que se puedan asociar, que se permita, como en el 99% de los países avanzados y en los otrora comunistas, que otras empresas también refinen petróleo y generen electricidad. Tratar de legalizar esos cambios no es privatizar, sino modernizar, impedir que sigamos importando cada día más refinados, que las reservas petroleras se sigan reduciendo y aumentando los subsidios a las empresas eléctricas.

 

Los grupos “conservadores” de los monopolios estatales, nacidos a la luz de obsoletas teorías marxistas que justificaban el capitalismo monopólico de estado, mas grupos sindicalistas que se han enriquecido a la sombra de los monopolios estatales, son quienes presionan para mantener un “status quo”, que mantiene una cadena de ineficiencias que nos hace cada día menos competitivos a nivel internacional, con el consecuente impacto negativo en el crecimiento económico y en la creación de empleos.

 


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus