VIERNES, 1 DE FEBRERO DE 2008
¿Qué tan liberal es usted? (VIII)

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“A los legisladores, con una imaginación que sorprende para inventar estupideces, pero siempre con la mentalidad estatista que los caracteriza, e independientemente de bajo que bandera política se amparan, nunca les pasa por la mente que el bienestar de la sociedad tiende a maximizarse cuando los individuos son efectivamente libres.”


Siguiendo con el tema ¿qué tan liberal es usted?, hoy tocaré el correspondiente a la afirmación “la vida, la libertad y la propiedad no están seguras mientras el Congreso esté en sesiones”.  La media de las respuestas que obtuve por parte de mis alumnos y lectores de esta columna fue de 7.4, donde 10 era estar totalmente de acuerdo con la afirmación. ¿Qué refleja esta calificación? La respuesta, según percibo, es una notoria desconfianza en el Congreso y complementa la calificación tan baja que le da la población al poder legislativo mexicano en varias encuestas de opinión pública, inclusive menor que a las policías, lo cual muestra el desprestigio tan notorio de nuestros legisladores.

 

Uno debería esperar que, en su actuación legislativa, los miembros del Congreso buscaran, antes que cualquier otra cosa, dotar a la sociedad de un marco legal que tuviese dos características: que definiera eficientemente los derechos privados de propiedad y que promoviera que todos los mercados, bienes, servicios y factores de la producción, operasen en un contexto de competencia incluida, obviamente, la proveniente de productores externos. Sin embargo esto no es así. Si analizamos las diferentes declaraciones de nuestros legisladores y las leyes que decretan, observaremos que rara vez se preocupan por la libertad individual y por ampliar el espectro bajo el cual cada agente económico puede elegir libremente qué hacer con los recursos que son de su propiedad. Los legisladores siempre están más preocupados por atender las demandas de grupos de interés que buscan proteger sus rentas, sean estos empresarios que tienen un poder monopólico, empresas gubernamentales (no públicas ya que nunca rinden cuentas a los ciudadanos) que buscan aumentar su tajada del presupuesto a través de mayores subsidios para seguir escondiendo su ineficiencia tipo la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, sindicatos que no quieren perder su prebendas, grupos de productores que buscan protección porque no pueden competir, dada su ineficiencia, contra agentes económicos externos, etcétera.

 

Cuando escuchamos a los legisladores, siempre afirman que sus actos están guiados por el indefinible “bien común” el cual, según ellos, se alcanza a través de la acción gubernamental bajo un esquema más o menos rígido de planificación centralizada, mismo que parte de la idea errónea de que los burócratas saben más que los propios individuos qué es lo que más les conviene. A los legisladores, con una imaginación que sorprende para inventar estupideces, pero siempre con la mentalidad estatista que los caracteriza, e independientemente de bajo que bandera política se amparan, nunca les pasa por la mente que el bienestar de la sociedad tiende a maximizarse cuando los individuos son efectivamente libres para elegir y concurren libre y voluntariamente a mercados competitivos para llevar a cabo transacciones de compra – venta, mismas que implican el traspaso voluntario de los derechos de propiedad de un bien o recurso.

 

Los legisladores están dispuestos a limitar o inclusive sacrificar la libertad individual y hasta la misma propiedad privada con tal de seguir protegiendo los privilegios y las rentas de grupos particulares de interés. Y es por eso que la libertad y la propiedad están en peligro cuando el Congreso está en sesiones, como también lo está la vida, porque sin libertad ésta no tiene valor.

• Liberalismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus