LUNES, 7 DE JULIO DE 2008
Uribe, una lección para Calderón

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Godofredo Rivera







“Álvaro Uribe ha demostrado ser el estadista que Colombia necesitaba para acabar con los violentos, para llevar prosperidad económica a su pueblo, para poner en predicamento a los dictadorzuelos como Chávez y Correa, para demostrar al mundo que el bien sí puede triunfar sobre el mal. Ojalá que Calderón tome nota y EU entienda el gran esfuerzo del estadista Uribe. ”


El nuevo golpe del Presidente colombiano Álvaro Uribe a los narcoterroristas de las FARC es una victoria de la libertad no sólo del pueblo colombiano, sino del resto del mundo libre. Sí, la liberación de Ingrid Betancourt y otros rehenes (mediante una operación militar de inteligencia) que las FARC mantenían secuestrados desde hace unos años es una victoria total. Y lo afirmo no porque ya se haya derrotado a los narcoterroristas, pues todavía mantienen a varios rehenes secuestrados, sino por el símbolo que representa el golpear a las FARC sin derramar gota de sangre alguna (sólo se justifica la violencia si la vida de los ciudadanos está en peligro por los matones de las FARC) y lo mejor, sin negociar nada a cambio con los guerrilleros comunistas asesinos (ya los envidiosos de Uribe andan de bocones-sin mostrar prueba alguna-afirmando que se pagó por el rescate de Betancourt y compañía).

 

Por otro lado, también es una lección para El Presidente Calderón. Álvaro Uribe ha demostrado que negociar con los violentos no conduce a nada bueno. De hecho, él mismo cayó en ese error en algún momento, pero corrigió y desde entonces su férrea voluntad contra la narcoguerrilla ha amainado contundentemente a estos asesinos. Calderón en cambio, sin tener enemigos tan terribles como las FARC, ha optado por la timidez, por la tibieza, por el miedo contra los violentos.

 

Desde las estupideces de “rebasar a la izquierda por la izquierda,” pasando por las peligrosas negociaciones con el PRI (como la del ataque contra la libertad de expresión) hasta los numerosos subsidios populistas para no enojar a López y su pandilla, han hecho de Calderón un Presidente mediocre, que más bien se parece a ex presidentes populistas dictatoriales como Luis Echeverría.

 

No sé amigo lector, cundo voté por Calderón lo hice pensando en que votaría por un Presidente competente, que no sentiría vergüenza de provenir de la “derecha,” y sobre todo por evitar un mal mayor, como hubiera sido si López hubiera llegado al poder.

 

Pero no, me encontrado a un Presidente timorato, que “negocia” y entabla amistad con los violentos (como sus contactos con el EPR y su acercamiento con los dictadores latinoamericanos), que no es capaz de emitir un juicio sobre la importancia de la libertad ó sobre el peligro que representan las dictaduras comunistas.

 

Álvaro Uribe ha demostrado ser el estadista que Colombia necesitaba para acabar con los violentos, para llevar prosperidad económica a su pueblo, para poner en predicamento a los dictadorzuelos como Chávez y Correa, para demostrar al mundo que el bien sí puede triunfar sobre el mal (Vince in Bono Malum). Ojalá que Calderón tome nota y EU entienda el gran esfuerzo del estadista Uribe.

 

“Reordenando” al mercado

 

Ya Salió Calderón con una más de sus decisiones populistas. En sus propias palabras, “es necesario reordenar al mercado azucarero”. Como siempre, subsidios y más subsidios a este sector de parásitos chupasangre. Luego por qué tienen tan mala reputación las privatizaciones.

 

• Problemas económicos de México • FARC

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus