MIÉRCOLES, 17 DE SEPTIEMBRE DE 2008
¿Independencia? (II)

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Trato de tomar los mejores elementos de la justicia social y de la libertad económica. Lo que exploro es la posibilidad de una tercera constelación, más alta que las otras dos, moralmente mejor. Libertad económica, sí; justicia social, sí.”
John Tomasi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Responsabilidad social?

Arturo Damm
• IED, preocupante

Luis Pazos
• Más impuestos menos crecimiento ¡lógico!

Arturo Damm
• Desaceleración, más muestras

Ricardo Valenzuela
• ¿Quiénes controlan los gobiernos? (I)

Isaac Katz
• ¿Qué falló? (I)

Arturo Damm







“Una cosa es la independencia de los ciudadanos de un país con relación al gobierno de otra nación, y otra la libertad de los gobernados de una nación con respecto a su gobierno.”


Una cosa es la independencia de los ciudadanos de un país con relación al gobierno de otra nación, y otra la libertad de los gobernados de una nación con respecto a su gobierno, libertad que no debe limitarse al sufragio efectivo, es decir, a la libertad electoral, que no es toda la libertad política, libertad política que no es toda la libertad que el Estado y sus leyes deben reconocer, definir y garantizar, comenzando por la libertad económica, que es la libertad para trabajar, invertir, emprender, ahorrar, comerciar y consumir, libertad económica que tiene en la propiedad privada sobre los ingresos, el patrimonio y los medios de producción su condición de posibilidad, de tal manera que ambas, libertad individual y propiedad privada, son dos caras de la misma moneda, lo cual quiere decir que en la misma medida en la que se limita o elimina una se limita o elimina la otra.

 

Hoy los mexicanos somos independientes en el primer sentido del término, pero nuestra libertad, en materia económica, deja mucho que desear, tal y como lo muestra el Índice de Libertad Económica, de la Heritage Foundation, que mide, precisamente, eso: el grado de libertad económica en distintos países.

 

En materia de libertad económica la calificación de México, en escala del 0 al 10, es 6.6, y la posición del país, entre  159 naciones, es la 44. Con relación a la calificación la buena noticia es que pasamos, y la mala es que lo hicimos de panzazo, con una calificación aprobatoria, pero que deja mucho que desear, mucho más cerca de la calificación reprobatoria, 5.9, que de la mejor posible, 10. En lo que a la posición respecta, la buena noticia es que nos ubicamos lejos de los últimos lugares, y la mala que igualmente alejados nos encontramos de los primeros puestos, encontrándonos en la vecindad de Jamaica, Israel y Malta, por debajo de nosotros, y de Corea del Sur, Oman y Hungría, por arriba, todos ellos países muy respetables, pero ninguno de ellos ejemplo de progreso económico, sobre todo desde el punto de vista del ingreso por habitante.

 

El Índice de Libertad Económica se calcula a partir de diez variables, que a continuación enumero, con la respectiva calificación para México, en orden descendente. Uno, tamaño de gobierno, que mide qué proporción del PIB representa el gasto total del gobierno; calificación: 8.4. Dos, libertad para emprender, que mide la facilidad para abrir, operar y liquidar un negocio; calificación: 8.3. Tres, libertad fiscal, que mide el porcentaje de la tasa impositiva máxima sobre los ingresos y la proporción que, del PIB, representan los impuestos; calificación 8.3. Cuatro, libertad de comercio, que mide el grado de barreras arancelarias y no arancelarias impuestas al comercio exterior; calificación: 7.9. Cinco, libertad monetaria, que mide la estabilidad de precios y los controles de precios impuestos por el gobierno; calificación: 7.8. Seis, libertad laboral, que mide la capacidad de los trabajadores y los patrones para interactuar sin restricciones impuestas por el gobierno, calificación: 6.4. Siete, libertad financiera, que mide la seguridad bancaria y la independencia de los bancos respecto al control gubernamental; calificación: 6.0. Ocho, libertad de inversión, que mide la libertad de los capitalistas, sobre todo los extranjeros, para mover sus capitales, hacia y desde, el país en cuestión; calificación: 5.0. Nueve, derechos de propiedad, que mide la capacidad de las personas para acumular propiedad privada, asegurada por leyes claras que el gobierno hace cumplir; calificación: 5.0. Diez, libertad de la corrupción, que evalúa la percepción de la corrupción - legal, judicial y administrativa -, en el entorno empresarial; calificación: 3.3.

 

Mejor calificación, 8.4. ¿Materia? Gasto del gobierno como porcentaje del PIB. Peor calificación, 3.3. ¿Materia? Percepción de corrupción en el entorno empresarial. ¿Calificación promedio? 6.6, nada de qué presumir.

 

Continuará.

• Libertad económica

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus