VIERNES, 31 DE OCTUBRE DE 2008
Buscar desastres donde no los hay

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Ricardo Medina







“¿De veras es tan difícil entender que una minusvalía NO es una pérdida?”


El miércoles volvió a cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores la acción de Gruma después de varios días de ausencia y su precio se desplomó más de 59 por ciento, “abrió” en 14.30 pesos y terminó la jornada en 5.85 pesos. Pero ayer el precio de la acción empezó el día recuperándose, a las 12:22 horas era de 7.32 pesos, una variación positiva de poco más de 25 por ciento.

 

Supongamos que el fondo de inversión “Voladores especulativos” tiene acciones de Gruma. ¿Ganó o perdió? Lo más probable es que ni una, ni otra. Sólo habrá perdido si vendió sus posiciones a un precio menor al que las adquirió y sólo habrá ganado si vendió sus posiciones a un precio mayor al que las adquirió. Si no hay venta, no hay ni ganancias ni pérdidas, sólo plusvalías o minusvalías en el papel.

 

¿De veras esta diferencia es tan difícil de entender para quienes insisten en que la palabra minusvalías aplicada a las variaciones porcentuales negativas del valor, en papel, de varias Siefores es un eufemismo tramposo para ocultar pérdidas? No creo que lo sea, ni siquiera para un político o para un periodista; pero insisten. Por ejemplo, un diario que presume ser especializado en finanzas publicó ayer: “Pierden las Afore más de 53 mil mdp por crisis: Consar”.  Falso, por partida triple: 1. No se trata de las Afores –en plural- sino de las sociedades de inversión donde están los recursos de los trabajadores (siefores), 2. No hay tales pérdidas, y 3. Jamás dijo la Consar lo que ese periódico afirma que dijo.

 

Nadie ha perdido o ganado nada, porque nadie ha vendido. La película no ha concluido.

 

La Afore Invercap le está enviando a sus clientes un sencillo folleto en el que explica, con ejemplos asequibles, la diferencia entre pérdidas y minusvalías (puede verse en este sitio), a partir de un concepto básico: “Tu vida es una película no una fotografía instantánea”. Y quien dice tu vida, dice tu inversión, máxime cuando esa inversión es de largo plazo (toda tu vida laboral) y sólo los muy tontos –o muy malévolos- alborotan a los demás asustándolos, o ilusionándolos, con falsas pérdidas o falsas ganancias que sólo lo son en la instantánea de papel.

• Cultura económica • Periodismo barato

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus