MARTES, 4 DE NOVIEMBRE DE 2008
La virtud del egoísmo

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Fernando Cota







“Barack Obama ha sabido ganarse el apoyo de millones de estadounidenses gracias a su carisma y su inteligencia. Su plataforma ha infundido en muchos la esperanza en la llegada de una nueva forma de hacer política, un renovador proyecto de nación. Sin embargo, se trata de un proyecto en el que, según ha dicho, la riqueza ha de ser distribuida, una idea que ha encontrado como opositor a Joe el plomero.”


John McCain and Sarah Palin they call this socialistic. I don’t know when they decided they wanted to make a virtue out of selfishness. Barack Obama

 

Barack Obama ha sabido ganarse el apoyo de millones de estadounidenses gracias a su carisma y su inteligencia. Su plataforma ha infundido en muchos la esperanza en la llegada de una nueva forma de hacer política, un renovador proyecto de nación. Sin embargo, se trata de un proyecto en el que, según ha dicho, la riqueza ha de ser distribuida, una idea que ha encontrado como opositor a Joe el plomero.

 

Este plomero ha levantado su voz contra la pretensión de distribuir la riqueza considerando esto un principio socialista. Joe es la encarnación del espíritu norteamericano, del “American Dream”, de aquellos quienes buscan la prosperidad y persiguen la felicidad mediante el trabajo duro. Los plomeros no quieren un gobierno omnipresente que se meta en sus vidas, que les de subsidios que no merecen, ni que los ahogue con impuestos para pagarlos. Los plomeros solo quieren trabajar, salir adelante por sus propios medios y que el gobierno los deje en paz.

 

Obama no ha tardado en responder a las críticas afirmando que él no es socialista, sino altruista. Que cuando en el kinder compartía sus juguetes o su sándwich de crema de maní no se estaba comportando como un comunista[1]. Por supuesto no era la suya una actitud socialista, eran sus juguetes y era su sándwich, disponía libremente de su propiedad. Desafortunadamente hoy en día no pretende compartir sus bienes, cuando habla de distribuir la riqueza lo que busca es utilizar el dinero ajeno.  Pretende tomar la riqueza que otros generaron para distribuirla como a el le parezca y eso, le guste o no, es socialismo.

 

Sin embargo, en el fondo de todo esto subyace un problema mucho más grave: la  censura y la condena moral del egoísmo. La visión de que los hombres no tienen derecho a buscar su beneficio. Contra semejante idea se han levantado a lo largo de la historia los mayores humanistas: los pensadores liberales. Lo hizo Kant cuando postulaba que el hombre es un fin en sí mismo y no un medio para los fines de otros. Lo hizo Jefferson, padre fundador de la patria americana, cuando defendió el derecho de los hombres a la vida, la libertad y la prosecución de la felicidad. Y lo hizo Rand cuando afirmó que los hombres no son animales sacrificables en beneficio de otros hombres.

 

Esta es la disyuntiva ante la que nos encontramos, una disyuntiva que planteaba Howard Roark[2], el personaje randiano protagonista de El Manantial. Se trata de dos visiones del hombre y la sociedad. Por un lado tenemos la colectivista que propone el sometimiento del individuo a la sociedad despojando al primero de todos sus derechos y convirtiéndolo en un mero instrumento al servicio de otros. Por la otra tenemos la visión individualista que reconoce el derecho inalienable de los hombres a vivir para su propio beneficio, que rechaza una sociedad basada en la servidumbre y que propone una basada en las relaciones y el intercambio voluntario.

 

Los proyectos socialistas no deben ser rechazados solamente por imposibles de aplicar de una manera eficiente y por destruir la riqueza que buscan distribuir. Deben ser rechazados principalmente por ser inmorales al buscar el sometimiento del individuo y la eliminación de sus derechos. Defender el egoísmo es defender el derecho de los plomeros a vivir y a prosperar mediante su propio esfuerzo. Es defender una sociedad basada en las relaciones voluntarias y el intercambio libre, no en la imposición y esclavitud. Es, en definitiva, defender una sociedad más justa y más libre.



[1] http://www.youtube.com/watch?v=LGAYc66vK7k

 

[2] http://www.youtube.com/watch?v=Nq9udFmsNO0

• Elecciones EU 2008

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus