VIERNES, 13 DE ENERO DE 2006
Respeto a la legalidad

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“Violentar las leyes no es gratis; la consecuencia es un menor nivel de desarrollo económico. De ahí la importancia de los señalamientos que hizo Felipe Calderón al registrar su candidatura ante el IFE.”


Para que un país, cualquiera, experimente un proceso sostenido de desarrollo económico es necesario que se cumplan, entre otros, dos elementos. El primero es que las leyes y reglamentos vigentes sean eficientes en el sentido de que definan eficientemente los derechos privados de propiedad, generen las condiciones para que los diferentes mercados que existen en la economía operen en un contexto de competencia en donde prevalezca la igualdad de oportunidades de acceso y permitan el surgimiento de nuevos mercados ante las condiciones cambiantes de la economía, sean éstas el resultado de avances tecnológicos o de un cambio en las preferencias de los individuos. El segundo elemento es que estas leyes y reglamentos se cumplan.

 

La historia económica de México está plagada de ejemplos tanto de leyes ineficientes como de situaciones en las cuales los diferentes agentes que participan en la economía, sean individuos, empresas o los propios funcionarios públicos, han violentado el marco legal. Más aun, una de las principales características de México es que vivimos en una cultura de la ilegalidad y ello explica, en gran medida, el mediocre desempeño económico, no solo de los últimos 20 o 30 años, sino el que hemos experimentado a lo largo de la historia del país.

 

Cada agente económico en lo individual es racional en el sentido de que, dadas las restricciones a las que se enfrenta (los recursos de su propiedad, los precios de los diferentes bienes, servicios y factores de la producción y las leyes y reglamentos vigentes), buscará maximizar su propio nivel de bienestar y el de su unidad familiar cercana. Cada individuo, cuando se le presenta una situación en la cual tenga que elegir si cumple o no una determinada ley, evaluará los beneficios del incumplimiento vis a vis los costos en lo que incurriría de ser descubierto, mismos que se derivan de la pena adscrita por violentar una ley y de la probabilidad de ser detectado, perseguido, juzgado y condenado. Dados estos costos, cada individuo en lo particular puede beneficiarse de violar la ley pero he aquí que aunque un individuo en lo particular pueda obtener un beneficio, la sociedad en su conjunto estará peor si una parte significativa de los agentes económicos también la violentan. Es lo que se conoce como la “falacia de la composición”, la cual se puede ejemplificar de manera sencilla: un automovilista puede beneficiarse si se pasa un alto (por ejemplo llegar antes a una cita) pero si todos los automovilistas se pasan el alto, aumentará la probabilidad de que se susciten accidentes o mayores “embotellamientos”, por lo que todos terminan haciendo más tiempo en sus traslados, es decir, la sociedad pierde.

 

Llevemos el simple ejemplo anterior a otros ámbitos. 1) Un individuo se beneficia si compra un disco “pirata” pero si todos compran discos piratas caerá la rentabilidad de la inversión, la inversión, el producto generado y el empleo en la industria de la música, con un efecto multiplicador negativo sobre el resto de la economía; la sociedad pierde. 2) Un individuo o empresa se benefician de evadir el pago de impuestos pero si esto se generaliza, el gobierno no contará con los recursos necesarios para financiar el gasto de aquellas actividades que efectivamente le competen o tendrá que financiarlo mediante emisión de deuda presionando al alza las tasas reales de interés; la sociedad pierde. 3) Una empresa se puede beneficiar si incumple un contrato pero si todas las empresas acostumbran violar los contratos, la tasa de rentabilidad exigida ex ante para invertir será mayor por lo que la inversión y el crecimiento económico serán menores; la sociedad pierde. 4) Un burócrata en lo individual se beneficia extorsionado a la empresa privada para darle una licencia pero si todos actúan así, la rentabilidad de la inversión privada cae y el crecimiento económico es menor; la sociedad pierde. 5) Un iluminado ex – gobernador del D. F., sintiéndose el Mesías salvador que nos llevará al paraíso en la Tierra, acata y llama a la ciudadanía a acatar solo aquellas leyes que consideren justas, por lo que se violenta de manera generalizada el estado de derecho; el país es una anarquía absoluta y todos pierden.

 

Violentar las leyes no es gratis; la consecuencia es un menor nivel de desarrollo económico. De ahí la importancia de los señalamientos que hizo Felipe Calderón al registrar su candidatura ante el IFE.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus