LUNES, 23 DE FEBRERO DE 2009
De lengua me como un taco

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“Y prosiguen las incongruencias y mentiras de los políticos. A continuación enumero algunas...”


Y prosiguen las incongruencias y mentiras de los políticos. A continuación enumero algunas. La semana pasada concluyeron las discusiones en el Senado para encontrar alternativas para paliar la crisis económica mundial. Las conclusiones, como siempre, electoreras, erradas y populistas. En vez de proponer cambios constitucionales que hagan a México más atractivo a la inversión privada, que haga más barato y fácil el abrir y operar negocios, que faciliten la contratación y el despido de las personas (ojo, lo importante no es, como erróneamente cree el gobierno, proteger a los empleos a toda costa, sino proteger a las personas que pierdan su trabajo para que sea relativamente fácil encontrar otro y para que ello funcione con éxito es de vital importancia una reforma laboral), que mejoren el marco institucional en el que opera la economía para abatir los costos de intercambiar, y en general el proponer medidas que faciliten la generación de riqueza, pues no, nada, nada de nada, los políticos mexicanos son de otro planeta (uno con desarrollo inferior a la tierra), y persisten en las mismas salidas estatistas que han probado ser un fracaso. Ya acordaron que las tasas de interés se fijen por decreto. Ya acordaron intervenir más y más a bancos y afores. Ya acordaron gastar y gastar a lo bestia. Vaya, hasta algunos trasnochados de la izquierda vuelven a proponer la nacionalización de la banca. Vaya imbecilidad e ignorancia económica. ¿De verdad este nuevo estatismo paliará la crisis? Definitivo, de lengua me como un taco.

 

Otro caso. Hace unas semanas que la Comisión de cambios decidió intervenir discrecionalmente. Intervino directamente en una semana y en otra sólo con subastas. El resultado, nada, más depreciación cambiaria. Sigue sin entenderse que la depreciación es resultado de una menor oferta de dólares. Insisto, si en la Comisión creen que le van a ganar al mercado están muy equivocados. Nuevamente les recuerdo, ahí está la historia. Que no nos grillen con que se puede controlar el precio “correcto” del tipo de cambio. De lengua me como un taco.

 

En este contexto, ya tampoco entiendo a la junta de gobierno del Banco de México. En una entrevista, el gobernador de Banxico, Guillermo Ortiz, explicó el por qué la semana pasada decidieron recortar un cuarto de punto la tasa de interés de referencia. Justificaba este movimiento como un medio para tratar de coadyuvar a que se reactive el crédito empresarial. De la inflación ni palabra. A ver doctor Ortiz, en primer lugar el mandato constitucional de Banxico no es el de “estimular” la demanda agregada, sino preservar el poder adquisitivo de la moneda, osease, en cristiano, mantener controlada la inflación. En otro comunicado, Banxico -que no Ortiz- expresó que en los últimos meses se había relajado un poco las presiones inflacionarias. Ojo, señores de Banxico, chequen bien sus datos. Si bien es cierto que la inflación total se ha relajado en parte por las medidas populistas calderonistas de congelar algunas tarifas de energéticos, así como por el hecho de que algunas hortalizas bajaron, lo cierto es que el core inflacionario (el que descuenta precios volátiles como el de hortalizas y tarifas del gobierno) que refleja las presiones de demanda agregada sigue presionado al alza y podría agravarse por la propia depreciación cambiaria. Asimismo, cuidado con que Banxico persiga dos objetivos incompatibles: bajar las tasas de interés y predeterminar al tipo de cambio. Cuidado, porque eso no va a funcionar. Si prosiguen así, ja, ja, de lengua me como otro taco.

 

Otro caso. Ya se calentaron los ánimos y salieron los organismos de productores de autos nuevos a presionar al Congreso para que echen atrás el llamado hecho a Hacienda para que elimine los impuestos que impondrá a la importación de autos usados. Qué vergüenza, ya les ofrecieron créditos de gorra, del contribuyente mexicano (más de 9,000 millones de pesos) a las armadoras de autos nuevos y ni así se sienten seguros para competir. Ni el populismo calderonista les funciona. A ver, es cierto, los productores de autos nuevos generan mucho empleo directo e indirecto. Pero nuevas trabas e impuestos a autos usados podría, irónicamente, perjudicarlos más. Los autos chocolate no son resultado de la apertura comercial. Al contrario, son resultado de prohibiciones, de aranceles abusivos, de impuestos internos altos (ISAN, tenencia, IVA, emplacamiento, etc.). Aunque al día de hoy los costos de producción de un auto nuevo hecho en México son similares al de uno producido en EU, los impuestos internos arriba mencionados amplían enormemente el diferencial de precios entre autos nuevos de México y EU. No se diga el diferencial entre un auto nuevo hecho en México y un auto chocolate. Esto hace que millones de mexicanos prefieran usar para trabajar a los autos viejos desechados provenientes de EU, que comprarse un costoso auto nuevo hecho en México. Por ahí parece que los productores de autos nuevos están presionando al Congreso para eliminar los múltiples impuestos domésticos que pesan sobre los autos nuevos, pero nuevamente me como un taco de lengua –y ya me empiezo a indigestar- pues ya parece que los gobiernos locales, que son lo que en su mayoría recaudan dichos impuestos, cederán y estarán de acuerdo en su eliminación. Ja! Ya parece que cederán a sus múltiples programas populistas que se apoyan en impuestos como la tenencia vehicular.

 

Otro caso. No me gusta realizar análisis económico sobre situaciones que salen de chismes, de golpes bajos, de calumnias y espionajes. Pero no dejaré pasar un comentario. Todos los dimes y diretes sobre el caso del Secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, sólo reflejan los distintos intereses de los oligopolios de las telecomunicaciones, a los que no les gusta que los presionen para competir más. Lo cierto es que también se demuestra el fracaso gubernamental en la intervención en los mercados de las telecomunicaciones. Un mercado no se moderniza por la intervención estatal, se moderniza por la competencia y un marco institucional que garantice su existencia. Por tal motivo, me como -ya empachado- otro taco de lengua.

 

Un caso internacional. Lo habíamos advertido varios analistas liberales; es un hecho ya la prostitución del capitalismo por parte del gobierno estadounidense. El primer fracaso: la industria automotriz. Ésta ya recibió la dádiva gubernamental, pero como siempre, el dinero recibido de gorra, el dinero ajeno, nunca genera incentivos para que se maneje con eficiencia. Ya están ahora las productoras automotrices gringas pidiendo más y más dinero del contribuyente, como siempre prometiendo ahora sí mejorar. Mentira, el error del gobierno estadounidense de no obligar a las automotrices a acogerse a la ley de quiebras, sólo abrió el camino al derroche, al populismo que más temprano que tarde recaerá sobre como siempre en el contribuyente. Las automotrices sólo han ganado tiempo, pero negar la realidad sólo empeorará las cosas, y lo peor a costa de otros. Me como otro taco de lengua, y por el momento me detengo, pues creo que ya me indigesté de tantas y tantas mentiras.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus