Sólo para sus ojos
Feb 25, 2009
Juan Pablo Roiz

Purificación y Osuna, funcionarios de cuarta

¿Cómo está eso de que todo un “presidente” de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (CFT) recibe –“de forma anónima”- la grabación ilícita de conversaciones telefónicas del secretario de Comunicaciones y Transportes y lo mejor que se le ocurre es dárselas a la subsecretaria de esa dependencia, para que ésta, a su vez, las trate de usar para “acusar” ante el Presidente de la República a su mismo jefe, el secretario de Comunicaciones y Transportes?

¿Cómo está eso de que todo un “presidente” de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (CFT) recibe –“de forma anónima”- la grabación ilícita de conversaciones telefónicas del secretario de Comunicaciones y Transportes y lo mejor que se le ocurre es dárselas a la subsecretaria de esa dependencia, para que ésta, a su vez, las trate de usar para “acusar” ante el Presidente de la República a su mismo jefe, el secretario de Comunicaciones y Transportes?

 

Si el arquitecto Héctor Osuna, presidente de la CFT, no ha renunciado después de este sainete, que parece de telenovela de cuarta (¿Televisa, TV Azteca, Telmex o MVS?), es sólo porque tiene una “cara dura” impresionante.

 

Lo primero que debió haber hecho Osuna es denunciar ese delito grave y promover una investigación seria para que los culpables de las grabaciones ilícitas sean encarcelados y para que se destierre para siempre esa práctica propia de países totalitarios o sin estado de derecho. No se trata de un funcionario menor, digamos del tercer síndico del municipio de Tenango del Aire, sino nada menos que del máximo encargado de regular las telecomunicaciones en este país. ¿Qué podemos esperar de este señor?, ¿que se regocije escuchando nuestras conversaciones privadas y que aliente a los extorsionadores a utilizar ese “material” para chantajearnos?, ¿también recibe, alegremente, grabaciones de las amenazas telefónicas que sufrimos los ciudadanos y lo que hace es regalárselas o vendérselas a sus amigos y amigas para que las usen a su conveniencia?

 

Por su parte, la subsecretaria defenestrada –lo que quiere decir: “arrojada por la ventana”, corrida, pues-, Purificación Carpinteyro, que se dice egresada de la Escuela Libre de Derecho, parece ignorar que se hizo cómplice de un delito grave –la escucha de conversaciones telefónicas privadas y ajenas- y tiene una noción de la institucionalidad, lealtad y respeto a la ley, que se esperan de un funcionario público, similar a la noción que tiene una vaca acerca de la teoría general de la relatividad. ¡Nada!, ¡cero! ¿Estudió derecho? ¡No inventen! ¿Ignora, acaso, la gravedad del delito de la escucha y grabación ilegal de conversaciones privadas? Pues tal parece, porque se ha dedicado a realizar un “road show” con sus amiguitos y amiguitas de los medios de comunicación, para tratar de lavarse su linda cara. No, Puri, las arrugas de la corrupción, como las de la edad, no se borran con cremitas ni con campañas de relaciones públicas.

 

Al final, más allá de estos dos personajes de cuarta categoría, se perfila la figura del ingeniero (catastrofista cuando le conviene), el mayor anunciante de México, el segundo lugar en la estúpida carrera de los ricachones de este mundo. Carlos Slim. ¿Será?

 

Esto ni siquiera pasa en una república bananera.

 

Pasa en México. Como México no hay dos, ¡por fortuna para el mundo!



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
México es el 10° país con más habitantes en el mundo, tenemos altos índices de obesidad y de diabetes, así como de hipertensión, ¿cuál sería un resultado que pudiera considerarse un éxito en la estrategia implementada por el gobierno federal contra la pandemia de Covid-19?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Gobierno neutral
Isaac Katz
• La otra tragedia
Arturo Damm
• Estado de chueco
Manuel Suárez Mier
• Relaciones externas en 2020