VIERNES, 3 DE ABRIL DE 2009
Refinerías: ¿Priístas perjudican a priístas?

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Trato de tomar los mejores elementos de la justicia social y de la libertad económica. Lo que exploro es la posibilidad de una tercera constelación, más alta que las otras dos, moralmente mejor. Libertad económica, sí; justicia social, sí.”
John Tomasi


Más artículos...
Luis Pazos
• Más impuestos menos crecimiento ¡lógico!

Arturo Damm
• Desaceleración, más muestras

Ricardo Valenzuela
• ¿Quiénes controlan los gobiernos? (I)

Isaac Katz
• ¿Qué falló? (I)

Arturo Damm
• La tasa y el crecimiento

Víctor Hugo Becerra
• Amando a tu verdugo

Luis Pazos







“Varios gobernadores priístas le piden al Ejecutivo Federal que construya dos refinerías, en tanto los legisladores de su partido se opusieron hace unos meses a esa posibilidad.”


Una de las causas por la que los gobiernos priístas del siglo pasado decidieron asociarse con empresas privadas en el extranjero para refinar petróleo fueron las ineficiencias para refinarlo en México. La mala administración de PEMEX y el costoso contrato colectivo del sindicato con esa paraestatal hacían incosteable la refinación en México, salía más barato traer la gasolina del extranjero.

 

Los altos precios y la mala calidad de la gasolina sufridas durante décadas por los mexicanos son en gran parte debido a esas ineficiencias, que han generado un atraso en la inversión en refinerías y aumentado la dependencia de las importaciones de ese derivado del petróleo.

 

En el proyecto de reforma energética presentado por el Presidente Calderón hace un año, se propuso que en lugar de que PEMEX refinara gasolinas en Texas, asociado con empresas privadas en aquel país, se refinara en México con empresas privadas mexicanas.

 

Sin embargo, los legisladores de oposición, entre ellos los del PRI, se opusieron a esa apertura, que habría facilitado la construcción de varias refinerías en México.

 

Ahora varios gobernadores priístas le piden al Ejecutivo Federal que construya dos refinerías, en tanto los legisladores de su partido se opusieron hace unos meses a esa posibilidad.

 

La solución para construir dos o tres refinerías en estados gobernados por priístas la tienen los mismos gobernadores priístas. En la próxima legislatura deben pedir a sus diputados que aprueben una reforma que permita que en México, no tan solo en el extranjero, inversionistas privados coinviertan con PEMEX para construir refinerías. Así podremos construir varias refinerías a la vez, crear cientos de miles de empleos en México y de paso dejar contentos a los gobernadores priístas, quienes, paradójicamente, se ven ahora imposibilitados a que se construyan refinerías en sus estados, debido al voto de legisladores priístas.

• Petróleo • PRI • Reforma energética

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus