Interamérica hoy
Abr 27, 2009
Carlos Ball

¿Queremos aprender de los errores?

Es irresponsable que los políticos estén considerando aumentar los impuestos a quienes más ganan porque ellos son exactamente quienes con sus inversiones aportan nuevos puestos de trabajos productivos.

Leer la prensa y ver televisión nos deja claro que la creciente propaganda ambiental y la intervención de los políticos en nuestras vidas y en todo lo que concierne a nuestras propiedades conforman la gran batalla del siglo XXI. Es una batalla que los ciudadanos estamos perdiendo y sus resultados son verdaderamente preocupantes. Veamos algunos.

 

Los estados con los impuestos más altos en Estados Unidos son exactamente los mismos que están sufriendo mayor desempleo: California, Oregón y Rhode Island. El otro estado con altísimo desempleo es Michigan, donde poderosos sindicatos del sector automotriz han hecho imposible que General Motors y Chrysler puedan hacer los cambios necesarios para lograr competir exitosamente con marcas extranjeras, mientras que las ventas de Ford han caído a lo largo de 15 meses consecutivos.

 

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), “la economía mundial está en medio de su más profunda y más sincronizada recesión de nuestras vidas, causada por la crisis financiera mundial y profundizada por el colapso del comercio internacional”.

 

Los expertos calculan que el desempleo mundial aumentará en el año 2010, alcanzando un promedio de 10%, mientras que el exceso de capacidad industrial (instalaciones no utilizadas) será el doble de la experimentada en la recesión de comienzos de los años 80. Mientras tanto, las industrias reducen la producción para tratar de bajar altos inventarios que no han logrado vender.

 

Los bancos centrales han bajado los intereses casi a cero para incentivar los créditos, pero los bancos comerciales están más bien en un proceso de recuperación y de recapitalización, por lo que la mayoría de ellos no están aumentando sus carteras de financiamiento.

 

No hay duda de que muchas personas aprovecharon los tiempos de crédito fácil y abundante, acumulando deudas exageradas en sus tarjetas de crédito y consiguiendo segundas hipotecas sobre sus casas. Ahora, la reacción general es en dirección opuesta: realizar solamente los gastos esenciales y tratar de reducir las deudas y los intereses que pagan.

 

Todo esto parece indicar que la crisis será larga y dolorosa. Mientras todo el mundo siga asustado y tratando de ahorrar, seguirán cayendo las ventas y aumentando el desempleo. La situación es aún más complicada cuando tomamos en cuenta que mucha gente ha perdido 30 por ciento, 40 por ciento y hasta 50 por ciento de sus ahorros por la dramática caída de la bolsa de valores.

 

Es irresponsable que los políticos estén considerando aumentar los impuestos a quienes más ganan porque ellos son exactamente quienes con sus inversiones aportan nuevos puestos de trabajos productivos, mientras que el excesivo número de empleados públicos y de regulaciones son pesadas y exageradas cargas para el resto de la sociedad.

 

___* Director de la agencia AIPE.

© www.aipenet.com



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los ciudadanos tienen el deber de mantener al gobierno, pero el gobierno no tiene el deber de mantener a los ciudadanos.

Grover Cleveland
Entrar
Encuesta de la semana
México es el 10° país con más habitantes en el mundo, tenemos altos índices de obesidad y de diabetes, así como de hipertensión, ¿cuál sería un resultado que pudiera considerarse un éxito en la estrategia implementada por el gobierno federal contra la pandemia de Covid-19?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• El clima social en EU
Víctor Hugo Becerra
• Sumisión no es diplomacia
Arturo Damm
• Caprichos
Isaac Katz
• 188 años
Arturo Damm
• ¿Cambio de postura?