Sólo para sus ojos
Ene 23, 2006
Juan Pablo Roiz

Calderón: ¿Problemas en el paraíso?

Lo mejor que le podría pasar a Calderón, para recuperar la enjundia y el espíritu de lucha que tuvieron otras campañas del PAN, es convertirse en un candidato de oposición.

Primero, para desconcertar al enemigo o interesar al lector, menciono sin más preámbulos los tres descubrimientos relevantes que me dejó la lectura del “bloghttp://www.2dejulio.blogspot.com/ del politólogo Mario Campos Cortés:

 

1.      Empezó mal la campaña electoral de Felipe Calderón. Lo malo es que nadie o casi nadie de sus colaboradores cercanos hará una evaluación crítica de los errores del primer día –por el contrario, cada cual dirá que las cosas salieron de maravilla, como es típico que hagan los cortesanos con el jefe– y los errores pueden seguirse repitiendo.

 

2.      Los medios tradicionales de comunicación parecen haber perdido la capacidad de informar y de llevar al público al lugar de los hechos. O hacen propaganda o recurren a los rutinarios esquemas de “dijo, señaló, apuntó, acotó y concluyó” centrándose en la palabrería y NO en lo que reporteros –con ojitos perspicaces y un poco de inteligencia- en realidad vieron y oyeron. Por ejemplo, la pregunta que nos tienen que contestar (a los lectores y al auditorio) cuando “cubren” un acto electoral es: “¿Cómo estuvo?”. No lo están haciendo, o si intentan hacerlo francamente lo hacen de una manera tonta, con lugares comunes poco relevantes y reveladores.

 

3.      La nueva comunicación independiente a través de Internet, de noticias, opiniones, debates y comentarios, nos está ofreciendo, en general, una visión fresca e inteligente de las cosas que ya casi nunca encontramos en los medios tradicionales.

 

Al parecer Campos se tomó la molestia de ir personalmente al mitin de inicio de campaña de Calderón en “El Toreo” el jueves pasado y tuvo el tino de redescubrir lo que es “reportear” sin prejuicios ni rutinas adocenadas. El resultado –a mi juicio– fue mucho más revelador y pertinente que la lectura de diez periódicos de cabo a rabo.

 

Dicho lo anterior, me centro en el primer descubrimiento: Felipe Calderón es un buen político rodeado de incompetentes –con excepciones, desde luego- y lastrado por un partido en el que ha crecido el oportunismo desplazando la mística y los principios que lo caracterizaron en el pasado.

 

Algunos de los “errores” que Campos detectó con buen ojo, y que pueden obstaculizar un eventual triunfo de Calderón en las elecciones:

 

1.      Las grillas aldeanas del PAN del Estado de México estuvieron a punto de echar a perder todo el esfuerzo de Calderón. Los panistas mexiquenses usaron ese acto para ventilar sus peleas de capillitas por puestos y prebendas regionales, en lugar de apoyar a un candidato a la Presidencia. Nadie, dentro del equipo cercano de Calderón, supo prevenir o neutralizar con eficacia ese lastre.

 

2.      Calderón es un excelente orador, pero no es un “Maquío” o un Fox que se desenvuelva con soltura y carisma entre la muchedumbre. La estatura NO le ayuda. ¿Nadie entre sus presumidos estrategas se ha dado cuenta de esa debilidad?, ¿nadie, entre sus arrogantes colaboradores, ha sabido apreciar las cualidades de orador de Felipe, muy superiores a las de Fox y a las del mismo Clouthier?

 

3.      Josefina Vázquez es tal vez la mejor –o menos mala- de las adquisiciones de Calderón para su campaña, pero el paso de Josefina por el gobierno federal le dejó un tonito de político tradicional, especializado en “choros mareadores”. Josefina necesita volver a ser la política inteligente en campaña que fue antes de ser funcionaria eficiente y exitosa. Que alguien le avise que ya no está en la Sedesol entregando subsidios y grillando con gobernadores de colmillos largos y afilados.

 

4.      Santiago Creel, como utilería de campaña, despierta tanto entusiasmo como un enterrador en velorio. Que le den las gracias y un año sabático…

 

5.      Hay mucho grillito menor, estorboso y ostentoso, rodeando a Calderón. Que alguien los ponga a trabajar en algo útil, que alguien les explique que están ahí para ganar una elección presidencial, no para ganarse un hueso en un futuro gobierno. Contagiados de priísmo-perredismo estos colaboradores espontáneos de Calderón están buscando huesos y huesitos, les falta mística luchadora.

 

Estas y otras observaciones de Campos invitan a concluir que lo mejor que le podría pasar a Calderón, para recuperar la enjundia y el espíritu de lucha que tuvieron otras campañas del PAN, es convertirse en un candidato de oposición. Hasta ahora, en Los Pinos involuntariamente le están ayudando en ese sentido. No se trata de desmarcarse de las buenas políticas públicas del gobierno de Fox, sino del “chambismo” y oportunismo que muchos panistas de viejo y nuevo cuño le imprimieron, por desgracia, a ese mismo gobierno.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los ciudadanos tienen el deber de mantener al gobierno, pero el gobierno no tiene el deber de mantener a los ciudadanos.

Grover Cleveland
Entrar
Encuesta de la semana
México es el 10° país con más habitantes en el mundo, tenemos altos índices de obesidad y de diabetes, así como de hipertensión, ¿cuál sería un resultado que pudiera considerarse un éxito en la estrategia implementada por el gobierno federal contra la pandemia de Covid-19?
Artículos recientes...
Isaac Katz
• 188 años
Arturo Damm
• ¿Cambio de postura?
Arturo Damm
• Gobierno neutral
Isaac Katz
• La otra tragedia