JUEVES, 26 DE ENERO DE 2006
Cambiar de modelo (XI y final)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)

Arturo Damm
• Empresario = Benefactor

Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Medina







“Decir que “el modelo neoliberal” o el del llamado “consenso de Washington” han fracasado en México es decir una tontería. No puede fracasar algo que no se ha aplicado.”


Si por ventura un ser racional extra-terrestre llegase a México y comparase todo lo que se critica al “neoliberalismo” con lo que sucede en la realidad terminaría profundamente confundido o convencido de que el país todo padece una esquizofrenia incurable.

 

¿Liberalismo o “neoliberalismo” en un país en el que nadie salvo el propio gobierno puede producir y vender a terceros energía eléctrica?, ¿liberalismo o “neoliberalismo” en un país en el que la explotación comercial de las frecuencias de radio, televisión y telefonía – entre otras- es una concesión que otorga discrecionalmente el gobierno?

 

¿Liberalismo o “neoliberalismo” en un país en el que el mercado de la televisión abierta se reduce a dos concesionarios?, ¿liberalismo o “neoliberalismo en un país en el que se siguen fijando “salarios mínimos” y permanecen costosas barreras para la contratación y el despido de personal?

 

¿Liberalismo o “neoliberalismo” en un país en el que decenas de comunidades indígenas tienen leyes privativas, “usos y costumbres”, que les mantienen al margen de los derechos y deberes de la Constitución?

 

¿Liberalismo o “neoliberalismo” en un pais donde los derechos a la vida, a la propiedad y a la libertad no son reconocidos como preeminentes y previos al Estado, sino como concesiones graciosas – y revocables- que hace el propio Estado?

 

¿Liberalismo o “neoliberalismo” en un pais en el que hay gobiernos locales que desafían la autoridad del poder judicial federal e insisten en expropiar sin otorgar audiencia previa a los afectados, sin justificar plenamente la causa de utilidad pública y sin sujetarse a los mandatos de la Corte?

 

¿Liberalismo o “neoliberalismo en un país en el que los dictámenes de la Comisión Federal de Competencia Económica no tienen fuerza de ley y son fácilmente burlados o desdeñados?

 

¿Liberalismo o “neoliberalismo” en un país en el que se imponen gravámenes específicos, a los edulcorantes por ejemplo, para proteger a grupos minoritarios (pero vociferantes) de interés?

 

¿Liberalismo o “neoliberalismo” en un país en el que la mayoría de la población no tiene derecho real a elegir la escuela para sus hijos, el médico o la clínica de salud que le convenga, sino que tiene que conformarse a recibir la educación o la salud que el gobierno disponga?

 

¿Liberalismo o “neoliberalismo” en un país donde persiste “La Hora Nacional”?, ¿en un país en el que buena parte de los registros públicos de propiedad no son confiables?

 

¿Liberalismo o “neoliberalismo” en un país en el que diversos grupos de interés particular (desde líderes sindicales hasta concesionarios del transporte o dueños de farmacias de medicinas “similares”, pasando por dueños de medios de comunicación) tienen aseguradas sus cuotas de representación en el Congreso, al margen de la mayoría de los ciudadanos?

 

No puede haber fracasado lo que ni siquiera se ha intentado.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus