MIÉRCOLES, 26 DE AGOSTO DE 2009
Institutos indispensables para nuestra salvación

A un año del comienzo del gobierno de López Obrador, usted cree que hemos mejorado en...
Economía
Seguridad
Ambas
Ninguna de las dos



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Ricardo Valenzuela
• ¿Son los EU abanderados del capitalismo salvaje?

Arturo Damm
• Las expectativas

Isaac Katz
• Un pésimo año


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Fernando Amerlinck







“Los mexicanos somos perfectibles. Necesitamos más institutos que llenen huecos aún vacíos; hay que salvar a México. Van aquí algunas mínimas propuestas...”


Paco Calderón es el mayor intelectual liberal de su edad en este país repleto de bestias sagradas (intelectuales poco inteligentes) generalmente sujetos a lo que llamo cultura política standard. Intelectuales orgánicos de la corrección política que se hacen llamar progresistas, moran en capillas donde consumen lo que ellos dicen, recuecen sus pensamientos, se imitan entre ellos y acaban siendo muy predecibles.

 

Paco no es predecible. Paco sí piensa por sí mismo. Paco es noticia. Gracias a él nos enteramos de por qué estamos como estamos (Reforma, 9 y 16.8.2009) cuando proclama una divisa: “Piensa ¡oh patria querida! en consuelo, que un instituto para cada caso se creó”.

 

Así descubro la solución final: no hay suficientes institutos federales que atiendan las necesidades de la población, si apenas son 53. Algunos, tan conocidos como el Instituto Nacional para el Desarrollo de Técnicas para las Haciendas Públicas; el Instituto Nacional de Salud Pública; el Instituto Mexicano de la Juventud; el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica. Utilísimos. Indispensables. Estaríamos perdidos si no hubiese el Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora y el Instituto Nacional de Ciencias Penales, cuyos objetivos cumplidos se palpan en nuestros crecientes niveles de justicia social, blindaje económico y efectividad política.

 

Pero los mexicanos somos perfectibles. Necesitamos más institutos que llenen huecos aún vacíos; hay que salvar a México. Van aquí algunas mínimas propuestas:

 

Instituto del Gasto Nacional Reducido y Ordenado (IGNARO) con el objetivo de bajar y eficientar el gasto público y reordenar su distribución territorial. Por ser crucial en época de crisis, se demanda que IGNARO tenga delegaciones en todo municipio del país con personal de alta preparación y capacidad, para estar al alcance de ciudadanos de toda condición y recibir consultas sobre cómo ahorrar gastos. Las investigaciones requerirán los sistemas computarizados más modernos.

 

Instituto Nacional para la Descentralización de las Entidades Estatales (INDECENTE) que para conseguir la máxima efectividad en sus objetivos deberá estar ubicado en el centro neurálgico, económico, político y simbólico de la República (el Distrito Federal), y así poder lanzar una desconcentración efectiva a nivel de estados y municipios, cuyos representantes –para ahorrar gastos– deberán acordar en la sede central.

 

Instituto para el Desarrollo Independiente de los Organismos Tecnológicos Autónomos (IDIOTA), indispensable para evitar indeseables ingerencias en entidades científicas que reciban financiamiento público y queden a salvo de todo intento de rendición de cuentas, lo cual resultaría contradictorio con su carácter autónomo.

 

Instituto Nacional de las Utilidades Empresariales Sociales (INUTILES) especializado en acrecentar los beneficios de los negocios del sector social, pues aunque no sean económicamente viables, producen un indubitable provecho social.

 

Instituto Mexicano de Becas Ilimitadas (IMBECIL) que otorgará becas a todos los solicitantes, independientemente de su coeficiente intelectual, desempeño académico y de la disponibilidad de recursos.

 

Instituto Mexicano Para la Ordenación Sustentable Integral, el Bienestar y la Limpieza Ecológica (IMPOSIBLE) destinado a recuperar el equilibrio del medio ambiente en armónica convivencia con el devenir de los pueblos en unidad con la naturaleza.

 

Instituto Nacional de la Simplificación Administrativa y Normativa (INSANO) para cuyo objeto deberá conocer con precisión todos los trámites existentes. Un examen serio requerirá congelar todos los trámites al menos por seis años, evitando así el desperdicio de esfuerzos de investigación si se investigasen trámites cambiantes.

 

Instituto Nacional por la Total Legitimidad Republicana Ante la Sociedad (INTOLERANTES) que llenará la indispensable necesidad de contar con gobiernos nacidos del voto popular y siempre obedeciendo al pueblo y no a instituciones espurias.

 

Instituto Nacional Tramitador de la Conservación Total (INTACTO) con el noble propósito de la preservación cultural e intocable permanencia de los usos y costumbres de cada comunidad.

 

Además de los anteriores institutos, y para fortalecer la rectoría estatal, la planeación democrática del desarrollo y la soberanía nacional, serán indispensables estas acciones:

 

1. Crear nuevos organismos sujetos al presupuesto: comisiones, fideicomisos, secretarías de Estado, colegios, universidades, coordinaciones, sistemas, programas, fondos, comités, centros, proyectos, asociaciones, casas de la cultura, consejos, patronatos; empresas descentralizadas y paraestatales. Además, conforme a un espíritu federalista, corresponderá a las entidades federativas determinar los organismos que respondan a las más sentidas demandas de sus comunidades. Lo mismo deberán hacer el Poder Judicial, y los Congresos estatales y federal. Por ejemplo, fortalecer la Comisión de Atención a Pueblos que Viven en el Bosque, de la Cámara de Diputados.

 

2. Para racionalizar el ejercicio del presupuesto, todas las instituciones deberán reportar a un solo organismo coordinador y concentrador del gasto: el Instituto Nacional de Coordinación Máxima del Presupuesto, Esfuerzos, Trabajo y Energía en el Territorio (INCOMPETENTE).

 

3. Todo deberá obedecer a una inquebrantable política de empleo y austeridad. Por tanto, no se podrá despedir a ningún trabajador sindicalizado, no se tocarán los derechos laborales, ni habrá incremento alguno de impuestos y deuda pública.

• Intervencionismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus