MARTES, 6 DE OCTUBRE DE 2009
Gobierno grande, ciudadano aplastado

¿Usted cree que el T-MEC será aprobado por el congreso estadounidense este año?
No
No sé



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• El crimen de Bavispe, Sonora

Arturo Damm
• La causa del crecimiento

Arturo Damm
• Comercio exterior

Víctor Hugo Becerra
• ¿EL T-MEC está muerto?

Arturo Damm
• De mal en peor

Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Carlos Ball







“Escuchar los discursos y declaraciones del presidente Barack Obama nos recuerda lo que le oíamos decir a dirigentes políticos latinoamericanos de los años 60, 70 y 80 del siglo pasado, antes de que el mal encaminado izquierdismo de entonces se convirtiera en el “socialismo del siglo XXI”. ¿Avanzará Estados Unidos por ese mismo camino de destrucción?”


(AIPE)- Escuchar los discursos y declaraciones del presidente Barack Obama nos recuerda lo que le oíamos decir a dirigentes políticos latinoamericanos de los años 60, 70 y 80 del siglo pasado, antes de que el mal encaminado izquierdismo de entonces se convirtiera en el “socialismo del siglo XXI”. ¿Avanzará Estados Unidos por ese mismo camino de destrucción de la libertad individual e irrespeto a la propiedad privada, a través de una exuberante proliferación y complejidad de gastos, normas, decretos, mandatos, regulaciones, reglamentos, edictos, leyes e impuestos?

 

Las actuales estadísticas de Estados Unidos son preocupantes y muchos dirían que alarmantes:

 

·         La deuda nacional alcanza 11.835.000 millones de dólares o sea $38.480 por habitante.

·         La deuda personal promedio por habitante es $24.500.

·         Con una población de 307 millones, hay actualmente 19 millones de desempleados (16%), incluyendo aquellos que dejaron de buscar trabajo.

·         El período de tiempo que la gente pasa sin lograr conseguir empleo es, actualmente, el más largo desde la Segunda Guerra.

·         La triste realidad es que mientras más tiempo pasan sin empleo, más bajo será el sueldo que eventualmente consiguen.

·         En lo que va del año 2009, 1.046.000 empresas han quebrado y 642.000 hipotecas sobre viviendas han sido ejecutadas.

·         La deuda con extranjeros del gobierno de Estados Unidos alcanza $3.505.540 millones.

·         El déficit comercial de Estados Unidos, en lo que va del año, ya alcanza $256,018 millones y exclusivamente con China $149.500 millones.

·         Las obligaciones acumuladas del programa de retiro del Seguro Social son $10.729.245 millones.

·         La ley de Recuperación e Inversión de febrero 2009, con un costo de $787 mil millones, renueva el desprestigiado y costoso proteccionismo al hierro, acero y textiles adquiridos bajo ese programa de  ayuda gubernamental. ¿No comprende Washington que el proteccionismo es empobrecedor porque obliga a la gente a comprar más caro y a los inversionistas a hacer malas inversiones?

·         El Congreso no ha aprobado los acuerdos de libre comercio firmados con Colombia, Panamá y Corea del Sur, lo cual según la Cámara de Comercio de Estados Unidos terminará costando 585.880 puestos de trabajo en este país.

·         Si gobiernos extranjeros, en contrapartida, instrumentan medidas similares a las impuestas por Washington, unos 177.000 trabajadores en Estados Unidos perderán sus puestos.

 

Estas estadísticas muestran el exagerado costo del estatismo intervencionista que se ha disparado en Estados Unidos durante los primeros meses del gobierno demócrata de Barack Obama y que, lamentablemente, ocurre luego de varios años en que el presidente George W. Bush gastó a manos llenas en armamentos e invasiones a lejanas tierras, en su delirio de convertirse y pasar a la historia como el “sheriff” o jefe de la policía del mundo entero.

 

El nuevo agujero negro es la mano del gobierno federal metida en todo lo que tiene que ver con la medicina y los hospitales. Según las encuestas, dos de cada tres médicos se oponen a los cambios propuestos por Washington. Y pensándolo bien, tanto usted como yo le tenemos mucho más confianza a nuestro médico que a los burócratas que conocemos.

 

___* Director de la agencia AIPE.

© www.aipenet.com

• Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus