Pesos y contrapesos
Oct 22, 2009
Arturo Damm

Luz y Fuerza: Comentarios

¿Cuántos consumidores han marchado en defensa de la liquidada CLyFC? (Cuatro comentarios sobre la liquidación de LyFC)

Con relación a la liquidación de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro hay que comentar, de entrada, lo siguiente:

 

1)      La esencia de la oferta de electricidad en las zonas que atendía la extinta CLyFC sigue siendo, después de su liquidación, la misma: un monopolio gubernamental operando en un sector estratégico de la actividad económica, la Comisión Federal de Electricidad, que sintetiza lo peor de tres mundos: el mundo del monopolio, es decir, de la empresa al margen de la competencia (¿qué tan competitiva puede ser CFE si no compite?); el mundo del monopolio gubernamental, con la indefinición del derecho de propiedad sobre los activos involucrados (¿quién es, para todo efecto práctico, el propietario de la CFE?); el mundo del monopolio gubernamental operando en un sector estratégico de la economía, siendo estratégica aquella actividad económica que provee de bienes y servicios al resto de las actividades productoras, tal y como es el caso de la industria eléctrica (¿hasta qué punto la falta de competitividad de la CFE afecta la competitividad del resto de la economía?)

 

2)      Hay quienes critican la liquidación de la CLyFC porque lo único que se tomó en cuanta para llevarla a cabo fue la desastrosa situación financiera de la empresa, sin haber pensado en los miles de trabajadores que perdieron su trabajo. Lo primero que hay que decir es que, en materia laboral, el objetivo no debe ser crear y mantener puestos de trabajo, sin más, sino crear y mantener puestos de trabajo ¡productivos!, productividad que, en tres de cada cuatro trabajadores de la CLyFC, dejaba mucho que desear, lo cual contribuyó a crear una situación financiera insostenible: la nómina era mayor que los ingresos generados por la venta de electricidad, razón de ser del enorme subsidio que se le otorgaba.

 

3)      Nos es verdad, como lo señalan muchos, que de la noche a la mañana, efecto de la liquidación de la CLyFC, miles de personas se hayan quedado en la calle, por más que sí hayan perdido su trabajo. Con una liquidación equivalente a dos años y medio se salario difícilmente se puede afirmar que los despedidos, por más que efectivamente hayan sido corridos, se hayan quedado en la calle, sobre todo si por quedarse en la calle entendemos quedarse en el desamparo total. Todos los despedidos de la CLyFC tienen dos años y medio para buscar trabajo, o para crear su propio puesto de trabajo, tiempo más que suficiente para, no solamente intentarlo, sino lograrlo.

 

4)      ¿Cuántos consumidores han marchado en defensa de la liquidada CLyFC? Ninguno. ¿Por qué será?

 

Para terminar, la siguiente comparación: la CLyFC generaba 0.72 gigawatts hora por trabajador. ¿Y la CFE? 1.79 gigawatts hora por trabajador, un 149 por ciento más. ¿Mucho o poco? La Empresa Nacional de Electricidad (española) genera 17.36 gigawatts hora por trabajador, ¡870 por ciento más que CFE! La CFE, todo así lo indica, será una mejor opción que la CLyFC, ¿pero será, cara a los intereses de los consumidores, la mejor posible?



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Una tendencia lamentable en el desarrollo de la ciencia económica en las últimas décadas ha sido el considerar al Estado y no al emprendedor como el actor principal del proceso económico.

Rafael Ramírez de Alba
Entrar
Encuesta de la semana
¿Es el sorteo de la Lotería Nacional en torno a la rifa del avión presidencial la peor de las ocurrencias del presidente López Obrador?
Artículos recientes...
Isaac Katz
• Estado obeso (I)
Arturo Damm
• Oferta y demanda agregadas
Manuel Suárez Mier
• Friedman, 50 años después
Arturo Damm
• Tipo de cambio: $20.99
Ricardo Valenzuela
• Más vientos de guerra
Arturo Damm
• Progreso social