Pesos y contrapesos
Oct 30, 2009
Arturo Damm

Equidad y proporcionalidad

¿Qué sucede si se busca la proporcionalidad, no peso sobre peso, sino punto porcentual sobre punto porcentual?

Lo mejor es el impuesto único (ni uno más), homogéneo (la misma tasa en todos los casos), universal (son ninguna excepción), no expoliatorio (para que su cobro de no degenere en expoliación legal), al consumo (no al ingreso, no al patrimonio), mismo que cumple con la equidad y la proporcionalidad que debe tener todo sistema tributario, afirmación puesta en duda por más de uno, duda que a continuación aclaro, comenzando por la definición de los términos.

 

Equidad quiere decir que todos tributen de igual manera, y proporcionalidad significa que, quien pueda más, tribute más, términos que parecen excluyentes: ¿si todos tributan de la misma manera, cómo se pretende que, quienes puedan más, tributen más?

 

Supongamos tres consumidores, A, B y C, el primero consumiendo mil pesos, el segundo dos mil, y el tercero tres mil, y supongamos, además, un impuesto al consumo del 15 por ciento. ¿Cuánto tributa A? 150 pesos. ¿B? 300. ¿C? 450. ¿Qué tenemos? Que quien consume más tributa, peso sobre peso, más que aquel que consume menos. B consume el doble que A, dos mil contra mil pesos, y tributa el doble que A, 300 contra 150 pesos. C consume el triple que A, tres mil contra mil pesos, y tributa el triple que A, 450 contra 150 pesos. C consume 50 por ciento más que B, tres mil contra dos mil pesos, y tributa 50 por ciento más que B, 450 contra 300 pesos.

 

¿Qué tenemos? Proporcionalidad peso sobre peso y, punto porcentual sobre punto porcentual, equidad. Peso sobre peso quien consume más paga más, y no arbitrariamente, sino proporcionalmente. Punto porcentual sobre punto porcentual todos pagan lo mismo, 15 por ciento. ¿Se logra, o no, la equidad y proporcionalidad con el impuesto único, homogéneo, universal, no expoliatorio, al consumo?

 

¿Qué sucede si, como lo proponen los socialistas, tanto de derecha como de izquierda, se busca la proporcionalidad, no peso sobre peso, sino punto porcentual sobre punto porcentual? Veámoslo. Supongamos que, con el mismo nivel de consumo, a A se le grava con el 15 por ciento; a B, que consume el doble que A, se le grava, punto porcentual sobre punto porcentual, con el 30, el doble que A, y a C, que consume tres veces más que A, se le cobra el 45 por ciento, el triple que A. Lo que sucede es que B, que consume el doble que A, tributa 600 pesos, ¡cuatro veces más que A!, y C, que consume tres veces más que A, tributa 1,350 pesos, ¡nueve veces más que A!

 

¿Qué sucede si se busca la proporcionalidad, no peso sobre peso, sino punto porcentual sobre punto porcentual? Que se rompe la proporcionalidad y, ¡obviamente!, la equidad, lo cual significa, en contra de lo que proponen los socialistas, que la equidad debe darse punto porcentual sobre punto porcentual (la misma tasa en todos los casos) y la proporcionalidad peso sobre peso (quien más consume más tributa), siendo éste el único arreglo posible para lograr, simultáneamente, equidad y proporcionalidad.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante
Arturo Damm
• Cifras
Víctor Hugo Becerra
• México: ¡Exprópiese!
Arturo Damm
• ¡Ya basta de abusos!
Manuel Suárez Mier
• Liderazgos funestos