JUEVES, 28 DE ENERO DE 2010
Muestras de recuperación

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Arturo Damm







“No son signos (realidades que sustituyen a otras), sino muestras (partes extraídas de un conjunto consideradas como representativas del mismo), de la recuperación en determinados frentes de la actividad económica en México.”


No son signos (realidades que sustituyen a otras), sino muestras (partes extraídas de un conjunto consideradas como representativas del mismo), de la recuperación en determinados frentes de la actividad económica en México.

 

En primer lugar el comercio exterior. En junio del año pasado, a tasa anual, las exportaciones cayeron 34.8 por ciento y las importaciones se contrajeron 33.1. En diciembre las primeras crecieron, también a tasa anual, 22.8 por ciento, y las segundas se incrementaron 11.7, todo lo cual apunta en la dirección correcta.

 

En septiembre pasado la tasa de desempleo abierto alcanzó, en 6.41 por ciento de la población económicamente activa, su máximo nivel desde que, en septiembre de 2008, estallara la recesión. Tres meses después, en diciembre pasado, la misma se ubicó en 4.80 por ciento, la menor tasa de desempleo abierto en los últimos nueve meses, todo lo cual, nuevamente, apunta en la dirección correcta.

 

Se trata, ni más ni menos, que del comercio exterior, uno de los frentes de la economía mexicana más golpeados por la recesión estadounidense, y de la tasa de desempleo, uno de los frentes más sensibles, por todo lo que el desempleo significa, y no solamente desde el punto de vista económico, sino desde la perspectiva humana, desde personal hasta familiar, frentes en los cuales la recuperación se muestra ya claramente, de la misma manera que lo hace en el frente de la creación de empleos.

 

Fue en octubre de 2008 cuando, con 14 millones 564 mil 569 empleos, en el sector formal de la economía, se alcanzó, en dicho frente de la economía, un máximo histórico. A partir de entonces, efecto de la recesión, y hasta mayo de 2009, se perdieron, netos, 696 mil 437 empleos en el sector formal, hasta llegar a una cifra de 13 millones, 868 mil 132 puestos de trabajo. Entre junio y diciembre se crearon, netos, 138 mil 272 nuevos empleos formales, para alcanzar la cifra de 14 millones, 006 mil 404 trabajos (si bien es cierto que en diciembre se perdieron, como es costumbre que suceda en dicho mes, 185 mil 793 puestos de trabajo).

 

Desafortunadamente, junto a estas muestras de recuperación, que apuntan en la dirección correcta, aparecen signos preocupantes, el primer de los cuales es el repunte que registró la inflación durante la primera quincena de enero, ubicándose el alza en el Índice Nacional  de Precios al Consumidor en 0.75 por ciento, la mayor inflación, para cualquier primera quincena de enero, en lo que va del siglo XXI. En 2007 la inflación entre el 1 y el 15 de enero fue 0.33 por ciento; en 2008, 0.27; en 2009, 0.15, tendencia que apuntaba en la dirección correcta, y que se revirtió durante la primera quincena de este enero, todo lo cual presagia que éste 2010, año par, será, tal y como lo han sido (por casualidad, pero lo han sido), todos los años pares del siglo en curso, año de repunte en la inflación, misma que le pega más a quienes menos tienen.

 

•  •  • 

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus