Jaque Mate
Feb 5, 2010
Sergio Sarmiento

Batalla financiera en Davos

La reunión del Foro Económico Mundial de 2009 fue lúgubre y pesimista, dado que se realizó en un momento de desplome económico internacional, la que se ha llevado a cabo en este 2010 ha tenido un ambiente más optimista.

Si bien la reunión del Foro Económico Mundial de 2009 fue lúgubre y pesimista, dado que se realizó en un momento de desplome económico internacional, la que se ha llevado a cabo en este 2010 en la ciudad de Davos ha tenido un ambiente bastante más optimista.

 

Quizá sea inevitable. Muchos de quienes participan en la reunión tienen intereses en los mercados financieros y mantienen fuertes inversiones en bolsa. El simple hecho de que los mercados hayan recuperado buena parte del terreno perdido en el 2008 y principios del 2009 ha generado un mejor ánimo.

 

Esto no significa, sin embargo, que las preocupaciones hayan disminuido. Hay en Davos, como lo ha habido en el mundo en los últimos meses, una gran inquietud por saber qué factores llevaron en el 2008-2009 a la peor crisis económica del mundo desde 1932.

 

En las sesiones formales del Foro, como en casi todos los demás escenarios oficiales, se culpa a los banqueros y a la falta de regulación de los mercados. Ésta es la actitud, de hecho, que ha llevado al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, a proponer una nueva legislación financiera que impondría severos límites a la libertad de operación de los bancos. Tanto en el Reino Unido como en Francia ha habido también propuestas de restricción a las instituciones financieras que han sido defendidas por los funcionarios que han participado en Davos.

 

Pero como suele ocurrir en el Foro, las posiciones que se expresan en las mesas no necesariamente tienen eco en los participantes, particularmente los encargados de las instituciones financieras que los gobiernos quieren regular de manera más estrecha. Entre ellos la explicación que se escucha con más frecuencia es exactamente la contraria. Fueron los gobiernos los que fallaron, y en especial el de Estados Unidos, bajo la presidencia de George W. Bush, por haber mantenido un elevado déficit de presupuesto. Se culpa también a la Reserva Federal de los Estados Unidos, especialmente en los tiempos en que estuvo encabezada por Alan Greenspan, por mantener una política monetaria excesivamente laxa y tasas de interés tan negativas que promovieron la creación de una burbuja bursátil e hipotecaria.

 

Una de las posiciones más insistentes que se escuchó en Davos en 2010, aunque no de los funcionarios gubernamentales, que como siempre son los principales protagonistas de las reuniones oficiales, es la que señala que la iniciativa del presidente Obama que busca prohibir a los bancos la realización de operaciones bursátiles o de cobertura no entiende que la crisis surgió de préstamos mal otorgados. Las hipotecas podrán haber sido bursatilizadas, pero la razón por la que provocaron una crisis es porque no podían cobrarse. No hay nada en la propuesta del presidente Obama, sin embargo, que establezca mejores criterios de los bancos en el otorgamiento de préstamos.

 

No hubo, por supuesto, acuerdo en Davos sobre la responsabilidad de la crisis. Los funcionarios gubernamentales simplemente advirtieron que tomarán medidas para controlar más a los bancos. Los banqueros no dijeron nada, pero es evidente que se defenderán con cabildeo y con los mejores abogados.

 



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante
Arturo Damm
• Cifras
Víctor Hugo Becerra
• México: ¡Exprópiese!
Arturo Damm
• ¡Ya basta de abusos!
Manuel Suárez Mier
• Liderazgos funestos