JUEVES, 18 DE MARZO DE 2010
Crece la influencia islámica en América Latina

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

José Brechner







“Venezuela es el país donde hoy los musulmanes tienen mayor influencia en el gobierno. El sujeto más visible y poderoso del régimen bolivariano es Tarek Zaidan El Aissami Maddah, Ministro del Interior y Justicia, un peligroso delincuente con frondoso prontuario criminal. ”


(AIPE)- Lula da Silva visitará Teherán en mayo, retribuyendo la visita que le hizo Mahmoud Ahmadinejad en noviembre, cuando ambos se juraron amor eterno. La candidata oficialista a la presidencia de Brasil, Dilma Rouseff, ex guerrillera comunista, si triunfa en las elecciones reforzará ese idilio con los ayatolas, aunque estos no gusten de las mujeres fuera del hogar y sin sumisión a un macho. Si la furibunda ideóloga marxista se convierte en mandataria, Alá hará una excepción cobijándola en sus brazos en pos de una causa mayor: el Yihad.

           

Irán es el patrocinador de Hezbolá, el grupo terrorista mejor infiltrado en América Latina, con presencia destacada en Venezuela.

           

El terrorismo islámico no ha cundido aún en el hemisferio porque están primeramente procurando hacer amigos, para crear con su apoyo una fuerza más poderosa que destruya al libertino Satán sudamericano desde sus entrañas.

           

El último intento fallido de Al Qaeda de derribar un avión comercial entre Ámsterdam y Detroit, como regalo de Navidad al mundo cristiano, nos muestra cuán vulnerables somos. Si los aeropuertos europeos y las aerolíneas norteamericanas no tienen sistemas infalibles para identificar a sus pasajeros, es inimaginable lo que puede suceder en el cono sur.

           

En 2003, Hasil Mohamad Rahaman fue detenido en el aeropuerto londinense de Gatwick, cuando llegaba de Caracas con una granada en el equipaje de mano, que iba a detonarla en vuelo o en el aeropuerto. Sus viajes recientes mostraban una ruta común a varios de los terroristas del 11 de septiembre: Yemen, Sudán, Afganistán, Alemania. El sospechoso portaba un pasaporte venezolano legítimo.

           

El salvoconducto era uno de miles que viene regalando desde hace una década el gobierno de Hugo Chávez a sus accionistas extranjeros. Pero la amistad con los musulmanes fue iniciada, no por los venezolanos, sino por los progres brasileros mucho tiempo antes.

           

La hermandad con los terroristas islámicos empezó a forjarse en el Foro de Sao Paulo, fundado en 1990, cuando el Partido de los Trabajadores aglutinó a otros grupos de la ultra izquierda, movimientos sociales y ex guerrilleros para conformar una alternativa comunista opositora al liberalismo que triunfó con la caída del Muro de Berlín. El título original de la convocatoria era: “Encuentro de Partidos y Organizaciones de Izquierda y Anti-imperialistas de América Latina”. Lula da Silva es el resultado de ese zoológico político.

           

Venezuela es el país donde hoy los musulmanes tienen mayor influencia en el gobierno. El sujeto más visible y poderoso del régimen bolivariano es Tarek Zaidan El  Aissami Maddah, Ministro del Interior y Justicia, un peligroso delincuente con frondoso prontuario criminal.

 

Aprovechando sus prerrogativas colocó a sus parientes, amigos y socios en puestos importantes. La lista parcialmente conocida de sus colaboradores es la siguiente, aunque algunos pueden haber cambiado de funciones: Adel El Zabayar Samara (Diputado); Amin Obayda El Aissami Maddah (hermana de El Aissami, ejecutiva de INTEVEP); Eduardo Saman Namel (ex presidente del INDECU y actual Ministro para el Comercio; Elías Rafael Eljuri Abraham (Presidente del INE); Fad Kabboul Abdelnour (Ministro Consejero para Asuntos Energéticos de la Embajada); Feras El Aissami Maddah (hermano de El Aissami, Corporación Merideña de Turismo) George Kabboul Abdelnour (BARIVEN-PDVAL); Ghazi Ated Nassereddine (Ministerio de Relaciones Exteriores); Haifa Aissami Maddah (Fiscal, hermana de El Aissami); Haiman El Troudi Douwara (Ministro del Poder Popular para la Planificación  y Desarrollo); Haitam Sabek El Hani (Director General de los Servicios de Vigilancia y Seguridad Privada del Ministerio del Poder Popular para Relaciones  Interiores y Justicia); Hind El Anderi Anderi (Hindu Anderi) (Ministerio de Comercio e Información); Kamal Naim Naim (Presidente del Consejo Legislativo del Estado Bolívar); Radwan Sabbagh Achkar (Presidente de Ferrominera Orinoco); Rafio Souki Rincón (Diputado); Raid Douglas Saab Halabi (Ejecutivo de la  Gobernación Anzoátegui); Soraya Beatriz El Achkar Gousoub (Secretaria Ejecutiva del Consejo General  de Policía); Tarek Willians Saab Halabi (Gobernador de Anzoátegui); Thaer Hasan Abdilhadi (Diputado); Uasim Azam El Troudi Douwara (Jefe de la Agencia de Empleo del Estado  Barinas); Wiliem Asskoul Saab (primo de Tarek, Ministerio para el Deporte); Wisam Abou Harb Wali Halabi (periodista de VTV).

           

La unión de los progres con los yihadistas es consecuencia de la sempiterna ambición comunista de dominar el mundo que coincide, no ideológicamente pero sí tácticamente, con los preceptos coránicos de someter al globo bajo “la única religión verdadera”, aquella fabricada por Mahoma. Latinoamérica es donde esta codiciosa asociación está dando sus mejores frutos.

 

___* Periodista boliviano.                                           

© www.aipenet.com

 

• Venezuela

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus