MARTES, 29 DE JUNIO DE 2010
Siembra cacicazgos

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Edgar Piña







“Todos los políticos, gobernantes, burócratas y académicos hablan de combatir a la pobreza, pero en sus actos, decisiones y propuestas siembran cacicazgos. ¿Así cómo, pues?”


Untitled Document

Siembra cacicazgos y cosecharás pobreza para mucho más de la mitad de la población.

Cultiva cacicazgos y obtendrás desempleo y marginación urbana y rural.

Fertiliza cacicazgos e incrementarás el  atraso y la mala calidad en infraestructura y servicios públicos.

Riega cacicazgos y florecerá la delincuencia organizada y la improvisada; la  inseguridad pública y personal; el crimen oculto y a la luz del día.

Subsidia cacicazgos y el país continuará su historia de corrupción, inequidad y estancamiento.

Estos podrían ser los refranes salidos de una simple observación a la noticia en un periódico local, que anuncia que el gobierno federal entregará en subsidios a productores de trigo de Sonora, la escandalosa suma de 224 millones de pesos en el presente año, además de otros apoyos que elevan la suma anterior en decenas de millones de pesos mexicanos.

Doscientos veinticuatro millones de pesos que van a parar a los bolsillos de las 40 familias sonorenses que acaparan en propiedad o en arrendamiento, las cerca de 300 mil hectáreas que se dedican al cultivo de un cereal para el cual nuestro territorio no tiene ninguna, dije ninguna, ventaja comparativa o competitiva.

La aberración productiva de nuestros agricultores regionales se efectúa frente a zonas productoras en otras partes del mundo, que cuentan con mejor clima, agua gratuita en abundancia que cae del cielo y agricultores eficientes que no dependen del gobierno para hacer sus negocios.

Doscientos veinticuatro millones de pesos mexicanos que si se repartieran entre los menos de 2 millones quinientos mil pobladores que actualmente se estima habitan el estado de Sonora, nos tocaría una suma de casi 100 pesos,  la cual sería suficiente para adquirir la harina que necesitamos en nuestros consumos alimenticios de un año.

Y este reparto se haría sin desperdiciar ni una gota de agua, ni un litro de combustible, ni un gramo de fertilizante o insecticida o fungicida, ni una hora hombre, tractor o trilladora y todos estos insumos estarían ahí disponibles para otros cultivos en los cuales sí podemos ser competitivos.

Pero no, estas consideraciones, números más o números menos, no entran en el sistema de decisiones de nuestros políticos, gobernantes y burócratas, quienes con una amplia sonrisa hacen el anuncio de tan absurda política, como si con ello estuvieran construyendo el camino de la prosperidad de todos los mexicanos y no en cambio la prolongación del más nefasto cacicazgo de siglos pasados, lo cual explica a cabalidad las causas del diagnóstico negro de la realidad mexicana.

Estrechamente vinculada a la noticia del perverso subsidio, está otra que aparece en las primeras planas de los diarios regionales y que se refiere a los bloqueos y manifestaciones que organizan y financian los caciques de los valles y que tienen por objeto obligar al gobernador de Sonora a dar marcha atrás en el Sonora SI, un plan de racionalización del uso de agua en nuestro estado.

Con una capacidad de organización asombrosa y una solvencia financiera nada novedosa, los caciques de la tierra y el agua del sur de Sonora, han venido presionando al gobierno de Guillermo Padrés Elías para que desista de sus proyectos de abastecer de agua a la capital del estado --hoy por hoy sumida en una escases exasperante--, no importa que para ello se atrincheren en las viejas falacias y en los antiguos mitos que dieron soporte a la aberración histórica y actual conocida como agricultura extensiva sonorense.

Todos los políticos, gobernantes, burócratas y académicos hablan de combatir a la pobreza, pero en sus actos, decisiones y propuestas siembran cacicazgos. ¿Así cómo, pues?

• Problemas económicos de México • Campo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus