MIÉRCOLES, 7 DE JULIO DE 2010
La Corte y Atenco

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Sergio Sarmiento







“El fallo de la Corte toca más temas de forma que de fondo. Pero para una organización como el Frente, que tiene que dar golpes de efecto para justificarse, la decisión se convierte en un presunto aval a las tácticas de bloqueo de carreteras y retención violenta de funcionarios que lo ha caracterizado. Por eso es una decisión tan peligrosa.”


Untitled Document

La primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación tomó el 30 de junio la decisión de otorgar un amparo liso y llano a Ignacio del Valle y a otros 11 miembros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco. Éstos purgaban penas de entre 30 y 112 años de cárcel por el delito de secuestro equiparado surgido de la privación de la libertad de policías y funcionarios públicos. En algunos casos, los retenidos fueron rociados de gasolina y amenazados con que se les prendería fuego.

Si bien la decisión de los ministros se fundamenta en buena medida en fallas procesales, por ejemplo el hecho de que algunos condenados fueron identificados a través de un álbum de fotografías preparado por las autoridades, el mensaje que surge es preocupante. La primera sala de la Suprema Corte parece estar diciendo que quienes participan en manifestaciones de protesta tienen derecho a privar de la libertad a policías y funcionarios públicos.

No hay duda que las penas de entre 30 y 112 años que se aplicaron a los activistas del Frente de Pueblos en Defesa de la Tierra eran desproporcionadas. Por eso la propuesta del ministro José Ramón Cossío de otorgar un amparo para efectos, para que los jueces encargados del caso hubiesen dictado una nueva sentencia, hubiera sido el fallo correcto. Al final, sin embargo, la decisión de la sala de otorgar el amparo liso y llano abre las puertas a lo que podrían ser actos de violencia en contra de cualquier autoridad en el marco de protestas sociales.

Los integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, que son en realidad una minoría en San Salvador Atenco, como lo demuestra el hecho de que en las elecciones en la localidad el PRI ha resultado triunfador a pesar de la oposición del grupo, han considerado este fallo de la Corte como un aval para intensificar sus acciones.

El Frente surgió en 2001 ante el intento del gobierno federal, entonces encabezado por Vicente Fox, de expropiar terrenos en Atenco para construir un nuevo aeropuerto en Texcoco. Buena parte de los afectados estaban de acuerdo, pero el grupo de Del Valle se opuso a través de movilizaciones con machetes. El gobierno del presidente Fox se echó para atrás en 2003 y canceló el aeropuerto. Esto dejó sin causa a un movimiento político muy rentable y además generó cuestionamientos al Frente por haber impedido el desarrollo de una zona marginada. Como consecuencia el Frente ha venido apoyando distintos movimientos, como el de los floricultores que vendían en puestos semifijos, que fue el detonante de los disturbios del 3 y 4 de mayo de 2006.

El fallo de la Corte toca más temas de forma que de fondo. Pero para una organización como el Frente, que tiene que dar golpes de efecto para justificarse, la decisión se convierte en un presunto aval a las tácticas de bloqueo de carreteras y retención violenta de funcionarios que lo ha caracterizado. Por eso es una decisión tan peligrosa.

• Derechos humanos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus