MIÉRCOLES, 28 DE JULIO DE 2010
Acuerdo para negociar

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“El liberalismo quiere ser el marco, pero nunca pretende ser la pintura.”
Alejandro Bongiovanni


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Hacia la elección de 2020 en EU

Arturo Damm
• Empresarios

Asael Hernández
• ¿Cómo invierten los empresarios en épocas de bonanza económica y en épocas de crisis?

Luis Pazos
• Pemex, retrocede en 2019

Arturo Damm
• Salario y ética

Ricardo Valenzuela
• La Llorona de Washington

Arturo Damm
• AMLO y el dinero


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Sergio Sarmiento







“El gobierno federal parece dispuesto a sacrificar a Alejandro Muñoz y al movimiento disidente del SME a cambio de lograr un acuerdo con Esparza.”


Untitled Document

En un acuerdo sorpresivo en la madrugada del viernes 23 de julio los dirigentes del Sindicato Mexicano de Electricistas anunciaron el levantamiento de la huelga de hambre que mantenían algunos de sus militantes. A cambio, según un comunicado de la Secretaría de Gobernación, se iniciará una negociación formal a partir del lunes 26 de julio entre el SME y la Secretaría de Trabajo.

Hay en el momento de escribir este artículo confusión sobre los términos del acuerdo. Martín Esparza, líder del SME, describió una cosa y la Secretaría de Gobernación otra. De lo que no hay duda es del compromiso fundamental del SME de suspender la huelga de hambre en un momento en que los trabajadores Cayetano Cabrera y Miguel Ángel Ibarra se encontraban ya en un estado crítico de salud. Otro de los acuerdos fue levantar el campamento de protesta que el SME mantenía en el Zócalo de la ciudad de México. La principal concesión de la Secretaría de Trabajo fue reconocer a Martín Esparza como dirigente del SME.

Poco después de anunciarse el acuerdo, Miguel Ángel Ibarra fue trasladado a un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social para su tratamiento. La familia de Cayetano Cabrera llevó a éste a un hospital privado. El largo ayuno de tres meses ha dejado consecuencias importantes en ambos. Horas después se levantó el campamento del SME en el Zócalo.

El gobierno parece haber logrado desactivar un movimiento que se estaba convirtiendo en un problema político enorme, aun cuando hay dudas acerca de lo que podrá ocurrir más adelante si las negociaciones en la Secretaría de Gobernación no llevan a un acuerdo definitivo. Martín Esparza, sin embargo, ha conseguido algo todavía más importante para él. El gobierno federal está reconociendo su liderazgo a pesar de las dudas sobre su legalidad. Recordemos que Esparza contendió contra Alejandro Muñoz por la secretaría general en una elección muy competida y llena de irregularidades por la que no se le concedió la toma de nota. Hace unos días Esparza organizó una nueva asamblea general, con la participación de mil o dos mil trabajadores, que en una votación a mano alzada lo reeligieron como secretario general por aparente unanimidad. Pero no hay certeza de si esa elección es legal.

El gobierno federal parece dispuesto a sacrificar a Alejandro Muñoz y al movimiento disidente del SME a cambio de lograr un acuerdo con Esparza. Y no sorprende. Esparza ya ha demostrado tener el control de los trabajadores del SME que no han aceptado la indemnización. Pero además tiene la capacidad para poner en jaque al gobierno a través de movilizaciones y huelgas de hambre

El reconocimiento podría llevar a Esparza a recuperar el control de las cuentas bancarias y activos del sindicato. Esto es muy importante, ya que el SME cuenta con recursos importantes que Esparza no ha podido utilizar por falta de facultades legales. Y en éste, como en otros conflictos, el dinero es un arma indispensable.

• Luz y Fuerza del Centro

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus