MIÉRCOLES, 29 DE SEPTIEMBRE DE 2010
El diputado con fuero

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Sergio Sarmiento







“Parece increíble que tengamos un país en el que una persona acusada de narcotráfico pueda estar libre de acciones legales simplemente porque es diputado. Pero más inaceptable es que en México se acuse a inocentes de crímenes que no cometieron.”


Untitled Document

“Vine, vi, vencí.” Esta expresión se le atribuye a Julio César, el político y militar romano, cuando regresó a Roma después de su larga y victoriosa campaña en las Galias, con la que buscaba proyectarse al poder absoluto en la ya desfalleciente vieja República Romana.

Lo mismo pudo haber dicho Julio César Godoy Toscano del PRD tras burlar un cerco establecido por la Policía Federal para ingresar al Palacio Legislativo y rendir protesta como diputado federal. Godoy tiene una orden de aprehensión en su contra por el presunto delito de narcotráfico. Pero más que arriesgar su libertad para poder representar de manera adecuada a los ciudadanos de su distrito en el Congreso, lo que quería Godoy era simplemente conseguir el fuero legislativo para evitar ser detenido.

Debe inquietarnos, por supuesto, que el fuero se haya convertido en una patente de impunidad. El que alguien acusado de narcotráfico no pueda ser detenido porque es diputado debería llenarnos de temor a los ciudadanos que respetamos la ley. Hay que preguntarse, por ejemplo, si un diputado puede matar a una persona y evitar ser detenido debido a que tiene fuero. ¿Dónde ha quedado el artículo 13 de la Constitución que dice que en México “Ninguna persona o corporación puede tener fuero”? ¿Qué no debemos ser todos iguales ante la ley?

La decisión de Godoy de buscar protección en el fuero seguramente desatará una nueva discusión sobre esa figura que originalmente buscaba proteger a los legisladores en la expresión de ideas. Pero antes de protestar por la impunidad de los diputados y senadores vale la pena entender lo que ha ocurrido con todas las aprehensiones que se hicieron en mayo de 2009 en el llamado “michoacanazo”, en el que Godoy era uno de los objetivos en un operativo del gobierno federal para detener a funcionarios y políticos de Michoacán.

En ese entonces fueron detenidas 35 personas acusadas de tener vínculos con el narcotráfico. El operativo que se llevó a cabo en su contra involucró a cientos de agentes federales armados que incluso irrumpieron violentamente en el Palacio de Gobierno en Morelia. Los detenidos fueron no sólo encarcelados sino que se les llevó a otros estados y se les recluyó en penales de alta seguridad.

Con el paso del tiempo, sin embargo, 28 de los 35 detenidos han quedado en libertad. Resulta que simplemente no había pruebas en su contra. La Procuraduría General de la República compró testimonios de testigos, de esos que llaman protegidos pero que reciben más bien beneficios por parte de la autoridad a cambio de que digan lo que quiere la policía, y con esos presentó sus acusaciones. Al final resultó que no había ninguna prueba contra ellos y que muchas de las versiones de los testigos beneficiados eran simples invenciones para quedar bien con la autoridad.

Parece increíble que tengamos un país en el que una persona acusada de narcotráfico pueda estar libre de acciones legales simplemente porque es diputado. Pero más inaceptable es que en México se acuse a inocentes de crímenes que no cometieron.

• Drogas • Fuero

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus