LUNES, 18 DE OCTUBRE DE 2010
"Gratuidad" médica y riesgo moral

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• EU, ¿país poco competitivo?

Arturo Damm
• Nueva baja en la tasa de interés

Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"

Arturo Damm
• Pragmatismo

Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Si el gobierno garantiza la atención “gratuita” de todos aquellos que padezcan, por obra y gracia del cigarro, enfisema pulmonar, estará dando pie al riesgo moral de que los fumadores fumen más de lo que fumarían sí, de desarrollar enfisema pulmonar, tuvieran que pagar el tratamiento directamente de su bolsillo. ”


Untitled Document

El riesgo moral – moral hazard - se define como el incentivo que, para actuar de manera irresponsable, generan determinadas reglas del juego, como puede ser el caso de la persona que, por contar con un seguro de gastos médicos, no toma todas las precauciones que tomaría si no contara con él, teniendo entonces que enfrentar los costos de una enfermedad.

Muchas veces las reglas del juego redactadas y promulgadas por los gobernantes son ocasión de riesgo moral, sobre todo cuando el gobierno, además de ser gobierno, y garantizar la seguridad contra la delincuencia e impartir justicia, pretende ser hada madrina y, como tal, proporcionarnos todos los bienes, comenzando por la atención médica “gratuita”, gratuidad entrecomillada porque una cosa es que un enfermo no pague por su tratamiento y otra muy distinta que nadie pague por ello, gratuidad que, desde el momento en el cual el tratamiento se aplica, no se da.

Con relación al riesgo moral, en el caso de los fumadores, por ejemplo, hay que considerar tres posibilidades: 1) que el fumador no cuente con ningún tipo de seguro de gastos médicos; 2) que el fumador cuente con seguro de gastos médicos financiado, voluntariamente, de su bolsillo (seguro privado); 3) que el fumador cuente con seguro de gastos médicos financiado, involuntariamente, por medio del cobro de impuestos, de su bolsillo (seguro gubernamental). En el primer caso, por definición, no existe riesgo moral, en los otros dos sí, siendo mayor en el segundo que en el primero, y ello por la razón de que en el segundo caso el fumador no sabe cuánto le cuesta, como contribuyente, el seguro de gastos médicos, mientras que en el primero, pagado directamente de su bolsillo, lo sabe con exactitud. Lo anterior quiere decir que, por poner un ejemplo, si el gobierno garantiza la atención “gratuita” de todos aquellos que padezcan, por obra y gracia del cigarro, enfisema pulmonar, estará dando pie al riesgo moral de que los fumadores fumen más de lo que fumarían sí, de desarrollar enfisema pulmonar, tuvieran que pagar el tratamiento directamente de su bolsillo. En el caso de que el gobierno, garantizando “gratuitamente” el tratamiento de los fumadores enfermos, quiera reducir la demanda por tratamientos, porque ya no hay presupuesto que alcance para financiarlos, lo que hace, por lo general, es intentar desincentivar el consumo de cigarros, para lo cual utiliza desde impuestos al vicio hasta la prohibición de fumar en determinados lugares, siempre argumentando que le sale muy caro atender a los fumadores enfermos, argumento ante el cual los contribuyentes, de cuyos bolsillos saca el gobierno los recursos para financiar dichos tratamientos, deben preguntar ¿por qué el gobierno asume responsabilidades que no son suyas, haciendo caravana con sombrero ajeno?

¿Quién es el único responsable por su enfisema pulmonar? El fumador. ¿Quién es el único que debe financiar su tratamiento? El fumador quien, si no hubiera contado con atención “gratuita”, y no hubiera sido motivado por el riesgo moral a fumar más, probablemente hubiera fumado menos, se hubiera cuidado más.

• Populismo • Liberalismo • Cultura económica • Salud • Riesgo moral

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus