Pesos y contrapesos
Nov 22, 2010
Arturo Damm

Corregir desequilibrios, ¿cómo? (III)

La devaluación del yuan frente al dólar, consecuencia de las manipulaciones cambiarias de las autoridades chinas, parte del supuesto de que la producción–exportación es más importante que la importación–consumo, lo cual no es cierto.

Untitled Document

En la entrega anterior quedó claro que la manipulación que las autoridades chinas han hecho del tipo de cambio yuan - dólar ha tenido como fin beneficiar a los productores – exportadores chinos, para lo cual han tenido que beneficiar a los importadores – consumidores estadounidenses, todo lo cual lo han logrado por medio de la devaluación del yuan frente al dólar, que ha dado como resultado que, por cada dólar pagado por el importador – consumidor estadounidense recibe más yuanes de mercancía china de los que recibiría si las autoridades chinas no impidieran la revaluación del yuan frente al dólar.

La manipulación cambiara, que promueve la devaluación del yuan frente al dólar, o evita su revaluación, beneficia a los productores – exportadores chinos y a los importadores – consumidores estadounidenses, pero perjudica a los productores – exportadores estadounidenses y a los importadores – consumidores chinos, lo cual, de entrada, plantea la siguiente pregunta: ¿dónde queda la legitimidad de un gobierno que, al beneficiar a parte de sus gobernados - por ejemplo: productores – exportadores chinos -, perjudica a otros - por ejemplo: importadores – consumidores chinos – ?

Ejemplo. Si el tipo de cambio es dos yuanes por dólar, por cada yuan que paga el importador – consumidor chino recibe cincuenta centavos de dólar de mercancía estadounidense. ¿Qué pasa si, por la razón que sea, el tipo de cambio aumenta a cuatro yuanes por dólar? Que ahora, con el nuevo tipo de cambio, por cada yuan que paga el importador – consumidor chino recibe veinticinco centavos de dólar de mercancía estadounidense, la mitad que antes. ¿A quién perjudica la devaluación del yuan frente al dólar? A los importadores – consumidores chinos y, por ello, a los productores – exportadores estadounidenses.

La devaluación del yuan frente al dólar beneficia a los productores – exportadores chinos y a sus contrapartes, los importadores – consumidores estadounidenses, al tiempo que perjudica a los importadores – consumidores chinos y a sus contrapartes, los productores – exportadores estadounidenses, devaluación que no es el resultado de las condiciones naturales del mercado cambiario (sin manipulaciones del gobierno), sino de la intervención artificial de la autoridad monetaria en dicho mercado (manipulaciones gubernamentales), lo cual genera distorsiones (por ejemplo: déficit comercial en Estados Unidos) e impide su corrección (por ejemplo: la revaluación del yuan frente al dólar, es decir, el encarecimiento de las exportaciones chinas hacia Estados Unidos y el abaratamiento de las exportaciones estadounidense hacia China).

La devaluación del yuan frente al dólar, consecuencia de las manipulaciones cambiarias de las autoridades chinas, parte del supuesto de que la producción – exportación es más importante que la importación – consumo, lo cual no es cierto: la actividad económica terminal es el consumo, no la producción que, con relación a aquel, no pasa de ser un medio, motivo por el cual cualquier medida que vaya en contra del consumo debe ser rechazada, tal y como debe serlo cualquier devaluación artificial, que afecta a los consumidores del país cuyo gobierno la practica, tal y como es el caso del gobierno chino, que atenta contra el bienestar de sus consumidores, los chinos.

Continuará.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante