VIERNES, 4 DE MARZO DE 2011
Combatir el lavado de dinero, ¿eficaz? (II)

A un año del comienzo del gobierno de López Obrador, usted cree que hemos mejorado en...
Economía
Seguridad
Ambas
Ninguna de las dos



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Ricardo Valenzuela
• ¿Son los EU abanderados del capitalismo salvaje?

Arturo Damm
• Las expectativas

Isaac Katz
• Un pésimo año


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Aceptando que el fin es el combate a la drogadicción, ¿se avanzará intentando combatir el lavado de dinero, como medio para combatir al narcotráfico, como medio para combatir la drogadicción? La lógica, ¿qué dice? Y los hechos, ¿qué muestran?”


Si algo enseña el estudio de la filosofía es a pensar correctamente. A eso, a enseñar a pensar con corrección, es a lo que se dedicaba Sócrates, quien, si tuviera la posibilidad de ver todo lo que los gobernantes hacen para combatir la drogadicción (porque eso, la drogadicción, es lo que pretenden combatir, ¿o no?), se preguntaría si es posible eliminar una causa eliminando su efecto, tal y como lo pretenden los gobernantes, sobre todo en el caso de la drogadicción, ya que atacan, no solamente la drogadicción, sino el tráfico de drogas, siendo que este último es efecto de aquella: hay oferta de drogas porque hay demanda de drogas, de tal manera que la drogadicción (demanda y consumo) es la causa del narcotráfico (producción y oferta). Si alguien cree que es al revés - que hay demanda porque hay oferta -, pregúntese, uno, que pasaría con la producción de drogas si no hubiera consumo de las mismas y, dos, que pasaría con su oferta si, de pronto, comenzara a haber demanda.

¿Es posible eliminar la causa (drogadicción) eliminando el efecto (narcotráfico)? La respuesta de Sócrates sería un rotundo no, y ello por definición: es el efecto el que depende de la causa, y no al revés, lo cual quiere decir que no solamente la eliminación del efecto no tendría como consecuencia la eliminación de la causa, sino que eliminación del efecto resulta imposible sin la previa eliminación de su causa, lo cual, trasladado al tema de la droga, quiere decir que es el narcotráfico el que depende de la drogadicción, y no al revés, lo cual quiere decir, a su vez, que no solamente la eliminación del narcotráfico no tendría como consecuencia la eliminación de la drogadicción, sino que la eliminación del narcotráfico resulta imposible sin la previa eliminación de la drogadicción, lo cual sugiere que hay que centrar toda la atención, y todos los recursos, en la eliminación de la drogadicción, sin distraer parte, ni de los recursos, ni de la atención, hacia el narcotráfico.

El hecho es que las autoridades han dado un paso más por el camino de los efectos, alejándose cada vez más de la causa, y ese nuevo paso es el de la lucha contra el lavado del dinero, lucha que podrá tener éxito, en cuanto a evitar el lavado de dinero obtenido de manera ilícita, pero que será un rotundo fracaso en materia de la producción y oferta de drogas, ya que la causa de ello no es el lavado de dinero sino la drogadicción, y Sócrates, ¡cuya tarea era enseñar a pensar correctamente!, hubiera dicho que la eliminación del efecto no tiene como consecuencia la eliminación de la causa, porque la eliminación del efecto resulta imposible sin la previa eliminación de su causa.

Aceptando que el fin es el combate a la drogadicción, ¿se avanzará intentando combatir el lavado de dinero, como medio para combatir al narcotráfico, como medio para combatir la drogadicción? La lógica, ¿qué dice? Y los hechos, ¿qué muestran?

• Drogas • Inseguridad / Crimen • Corrupción

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus