Pesos y contrapesos
Mar 16, 2011
Arturo Damm

Mayor confianza, ¿Más inversión?

Un país más confiable es más competitivo, en un país más competitivo se invierte más, y donde se invierte más hay mayor progreso económico. Ceteris paribus, a mayor confianza de los capitalistas más inversión directa, que es la que abre empresas, crea empleos, produce mercancías y genera ingresos. ¿Cómo vamos en materia de confianza?

El progreso económico - la capacidad para producir más y mejores bienes y servicios, para un mayor número de gente -, depende de las inversiones - el gasto destinado a producir más y mejor -, mismas que dependen de la competitividad del país, definida como la capacidad para atraer, retener y multiplicar capitales, misma que depende de un conjunto variopinto de factores entre los que destaca la confianza. Un país más confiable es más competitivo, en un país más competitivo se invierte más, y donde se invierte más hay mayor progreso económico. Ceteris paribus, a mayor confianza de los capitalistas más inversión directa, que es la que abre empresas, crea empleos, produce mercancías y genera ingresos. ¿Cómo vamos en materia de confianza?

Según el Indice de Confianza de los Productores, calculado y publicado por el INEGI, en febrero de 2009, en plena recesión, la confianza de los productores, sobre todo industriales manufactureros, alcanzó un índice de 33.9 unidades, que un año después, en febrero de 2010, de salida de la recesión, alcanzó 42.3 puntos, para, un año más tarde, en febrero pasado, en plena recuperación, ubicarse en 51.8 unidades, confianza de los productores que muestra tendencia a la alza, lo cual tendrá que traducirse en más inversiones. Esa traducción, ¿ha tenido lugar?

Supongamos, para facilitar la comprensión (calculo que he hecho a partir de los datos del Indice de Inversión Fija Bruta del INEGI, misma que es la inversión que se realiza en instalaciones, maquinaria y equipo), que en septiembre de 2008, año y mes del inicio de la recesión, se invirtieron en México 100 pesos. ¿Qué pasó a partir de entonces? Que en febrero de 2009 la inversión fue de solamente 84.6 pesos para, un año después, en febrero de 2010, resultar de 81.6 pesos, mínimo nivel de la inversión fija bruta desde el inicio de la recesión. A partir del aquel febrero la inversión en instalaciones, maquinaria y equipo comenzó a recuperarse y en diciembre de 2010, último mes para el cual tenemos información, la inversión fija bruta fue de 102.10 pesos, habiendo superado, por primera vez desde el estallido de la recesión, el nivel que tuvo en septiembre de 2008, al inicio de la misma, lo cual quiere decir que la recesión nos costó, en materia tan importante como lo es la inversión en instalaciones, maquinaria y equipo, que es la inversión que hace las veces de soporte para el resto de la inversiones, veintisiete meses. No fue sino hasta diciembre de 2010 cuando se volvió a invertir, en México, la cantidad que se había invertido en septiembre de 2008, al momento del estallido de la recesión.

Seguramente que la recuperación de la confianza de los capitalistas ha contribuido a la recuperación de la inversión fija bruta, de la misma manera que resulta seguro que, si se ha de invertir más, ¡y en México se debe invertir más!, se debe reforzar la confianza, lo cual, cara a la delincuencia y a la violencia, no está resultando fácil.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante