MIÉRCOLES, 30 DE MARZO DE 2011
Don Pancho, yo y la externalidad (I)

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Trato de tomar los mejores elementos de la justicia social y de la libertad económica. Lo que exploro es la posibilidad de una tercera constelación, más alta que las otras dos, moralmente mejor. Libertad económica, sí; justicia social, sí.”
John Tomasi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Responsabilidad social?

Arturo Damm
• IED, preocupante

Luis Pazos
• Más impuestos menos crecimiento ¡lógico!

Arturo Damm
• Desaceleración, más muestras

Ricardo Valenzuela
• ¿Quiénes controlan los gobiernos? (I)

Isaac Katz
• ¿Qué falló? (I)

Arturo Damm







“El reto consiste en internalizar costos y beneficios, de tal manera que, tratándose de una externalidad negativa, el malhechor le pague al perjudicado y, tratándose de una positiva, el beneficiario le pague al bienhechor.”


Las externalidades consisten en las consecuencias, positivas o negativas, no intencionadas, sobre terceros, de la acción humana. En el caso de las externalidades negativas, que perjudican a terceros, el malhechor no compensa el perjudicado y, en el caso de las positivas, el beneficiario no compensa al bienhechor. El reto consiste en internalizar costos y beneficios, de tal manera que, tratándose de una externalidad negativa, el malhechor le pague al perjudicado y, tratándose de una positiva, el beneficiario le pague al bienhechor.

Lo anterior viene a cuento porque yo, entre otros, soy uno de los perjudicados por la construcción de la línea 12 del Metro, y lo soy, no de manera esporádica, sino de forma habitual, por la simple y sencilla razón de que mi oficina da a la calle de Extremadura, sobre la cual se está construyendo la mentada línea, con el agravante de que a escasos cincuenta metros de mi ventana está operando una enorme turbina azul, que porta orgullosa las iniciales ICA, cuya función, supongo, es proporcionar aire respirable a los obreros que trabajan en los túneles, lo cual supone, entre otras cosas, un ruido infernal o, dicho de otra manera, una externalidad negativa, que me perjudica considerablemente, y por la cual quien la origina (al final de cuentas el Gobierno de la Ciudad de México, no Ingenieros Civiles Asociados) no me compensa, ni me compensará, ¿o sí?

Me queda claro que la intención del gobierno no es fastidiarme, sino construir el Metro, que hará posible todos los beneficios que la misma traerá consigo, con lo cual se cumple con una de las características esenciales de las externalidades: la no intencionalidad de quien la ocasiona. Pero también me queda claro que, aunque la intención del gobierno no se fastidiarme, al menos no en este caso, me está fastidiando, y no de manera esporádica, ¡sino de forma habitual!, con lo cual se cumple con otra de las características esenciales de las externalidades negativas: el perjuicio a terceros. Por último, puedo dar fe de que, hasta el momento, y con el asunto de la turbina llevamos lo que va del año, a mi, el perjudicado, no se me ha compensado por el daño ocasionado, producto de la grave (repito: grave) contaminación auditiva que ocasiona la turbina, lo cual quiere decir que dicha externalidad no se ha internalizado, como no se han internalizado muchas otras externalidades, y me refiero a las negativas, que ha ocasionado la construcción de la línea 12 del Metro. ¿Cuántos negocios se han visto afectados por la mentada construcción? Y para los que se han visto afectados, ¿de qué tamaño ha sido la afectación? Y las autoridades, ¿están conscientes de ello? Y si lo están, ¿tienen la voluntad de hacer algo? Y si tienen la voluntad de hacerlo, ¿pueden hacerlo? Y si pueden hacerlo, ¿por qué no lo ha hecho? ¿Porque al final de cuentas lo que falta es voluntad?

Pienso, por ejemplo, en el caso de Don Pancho, del cual les platicaré en la próxima entrega.

Continuará.

• Cultura económica • Distrito Federal / CDMX

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus