VIERNES, 29 DE ABRIL DE 2011
¿Verdad o mentira?

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“La barrera infranqueable del ejercicio de los derechos de cada cual deben ser los derechos de los demás, que nos imponen el deber de respetarlos, deber que debemos asumir libremente. El que no todos estén dispuestos a asumirlo es la razón de ser del Estado.”
Félix de Jesús


Más artículos...
Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad

Arturo Damm
• Causa objetiva, razón subjetiva

Víctor Hugo Becerra
• Lula sigue siendo un ladrón

Arturo Damm
• Menor bienestar

Victor H. Becerra y Miguel A. Cervantes
• México aún necesita más, mucho más libre comercio

Manuel Suárez Mier
• La notoria Greta

Arturo Damm
• Desconfianzas


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

R. Eduardo Caccia M.







“Los votos que se cuentan, no siempre cuentan. El abstencionismo cuenta, sin embargo no se cuenta. Los votos en blanco como los anulados se cuentan, pero no cuentan. Si para el IFE todos fuéramos iguales y todos contáramos, ¿cómo afectaría eso a las votaciones?”


Recientemente el IFE en un promocional, difunde más o menos lo siguiente: “Todos somos diferentes pero para el IFE, todos somos iguales, tu voto cuenta”. Analicemos las diferencias y las igualdades. Las diferencias, son evidentes, mujeres, hombres, algunos flacos, otros gordos, blancos, morenos, altos, bajos, etc. Pero para el IFE, iguales, ¿cierto?

Los votos que se cuentan, no siempre cuentan. El abstencionismo cuenta, sin embargo no se cuenta. Los votos en blanco como los anulados se cuentan, pero no cuentan. Si para el IFE todos fuéramos iguales y todos contáramos, ¿cómo afectaría eso a las votaciones? Desgraciadamente eso no está considerado.

El no votar es abstención y por ello una decisión; ni uno ni otro, no me comprometo o no me satisfacen, es a pesar de todo UN VOTO en cualquier sentido pero es un voto. Igualmente el voto en blanco o el voto anulado, es una decisión que significa algo y que a pesar de ello, como con el abstencionismo, no es tomado en cuenta, aunque en este caso los votos se cuenten

¿En dónde está la tan cacareada igualdad? ¿Qué significa el abstencionismo?, ¿qué el voto en blanco?

El voto anulado quizás signifique un pulso tembloroso que por edad o enfermedad provocó que el trazo del marcador se prolongara hasta el siguiente recuadro. Quizás signifique una intención, una decisión, quizás no.

El ABSTENCIONISMO (así con mayúsculas porque es muy grande) puede significar apatía o una decisión profundamente pensada basada en la frustración por la actuación de uno y todos los partidos políticos (que es por quien hoy por hoy, realmente se vota, ya que difícilmente se conoce bien a los candidatos) o simplemente porque ya no se cree en las elecciones, pero es, repito, una decisión que el IFE debiera tomar en cuenta, ya que, aunque no se quiera, es MAYORÍA.

El VOTO EN BLANCO (también con mayúsculas, por respeto) es una protesta que aunque tímida y callada, está gritando su inconformidad, grito que aturde, pero no es escuchado por el IFE y ninguno de los partidos políticos, porque en cada elección “siempre es lo mismo”.

¿No será ya tiempo que El Congreso (que ya fue “votado”) analice el significado de los votos? ¿No será ya tiempo que se le dé el verdadero valor a las decisiones del pueblo manifestadas en los tipos de voto (abstencionismo incluido)? ¿Y las candidaturas ciudadanas cuando las tomará en cuenta el IFE?

¿No será ya tiempo que sea verdad el que “todos somos iguales”?   

• Democracia mexicana

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus