VIERNES, 14 DE OCTUBRE DE 2011
Jobs y Teresa de Calcuta

¿Usted cree que el T-MEC será aprobado por el congreso estadounidense este año?
No
No sé



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Arturo Damm
• Comercio exterior

Víctor Hugo Becerra
• ¿EL T-MEC está muerto?

Arturo Damm
• De mal en peor

Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Algunas reacciones de mis lectores, que vale la pena atender y comentar con el fin de poner el punto sobre la i.”


En el Pesos y Contrapesos que dediqué a Steve Jobs pregunté y respondí lo siguiente: “¿Quién benefició, más, a más gente: Steve Jobs o la Madre Teresa de Calcuta? Jobs, sin duda alguna (sin demérito alguno de lo hecho en vida por la beata)…”, pregunta y respuesta y que generaron algunas reacciones de mis lectores, que vale la pena atender y comentar con el fin de poner el punto sobre la i.

Por ejemplo, José Vidales escribe: “Decir que Jobs benefició a más gente que la madre  Teresa de Calcuta implica que el Sr. Damm conoce lo que ambos han hecho y, mejor aún, que ha sido capaz de ponerles un precio a ambas actividades y llegar a esa conclusión. Sería interesante saber cómo el Sr. Damm puede comparar las actividades empresariales con las espirituales y pregunto: ¿cuánto valdrá un Padre Nuestro rezado desde el fondo del corazón y con toda la fe posible?” Cuando afirmé, ¡y lo sostengo!, que Jobs benefició a más gente que la Madre Teresa de Calcuta no tenía en mente, ¡obviamente!, el beneficio espiritual, sino el impacto que, sobre el bienestar material de la gente, ¡con toda la importancia que ese bienestar, el material, tiene!, tuvieron la misión de la beata y la acción del empresario, y desde este punto de vista es cierto que, sin duda alguna, la acción empresarial de Jobs benefició a más gente que la misión de la beata. Empecemos por el principio: ¿cuántos puestos de trabajo, directos e indirectos, se le deben a la acción empresarial de Jobs y cuántos puestos de trabajo, de cualquier clase, fueron consecuencia de la misión de Teresa de Calcuta?

Adriana Merchant me escribe: “Cierto que (Jobs) hizo mucho bien por la humanidad pero no sé hasta qué punto tal bienestar pueda equipararse o compararse con la intervención que hizo, hace y hará una casi santa para la salvación de quién sabe cuántas almas. Si Jobs fue más bueno (en el sentido más amplio del término) para la gente pues igual y ya está en el Reino y en una de esas hasta antes que la monja. Puede ser, pero no me atrevería a afirmarlo”, ¡afirmación que yo tampoco hice!, y allí está mi texto para probarlo. Yo lo que afirmé, ¡y lo sostengo!, es que, y va de nuevo, desde la perspectiva del impacto sobre el bienestar material de la gente, Jobs benefició a más gente de lo que lo hizo la Madre Tersa de Calcuta, lo cual no supone, al menos no de mi parte, restarle un ápice de mérito a lo hecho por la “casi santa” y por tanto beata.

Por último William Gilmore afirma y pregunta: “Para asegurar que Jobs benefició a más gente que la madre Teresa se requiere la omnisciencia. ¿Es usted omnisciente, profesor Damm?”, a lo cual respondo, ¡obviamente!, que no, pero sin olvidar que la acción de los empresarios, ¡aún la de los mercantilistas!, beneficia a más gente de lo que lo hacen las acciones de beneficencia.

• Liberalismo • Prosperidad • Steve Jobs

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus