LUNES, 13 DE MARZO DE 2006
Hace 18 años que el PRI no levanta

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

J. Alberto Hernández







“Madrazo tiene en contra 18 años en los que el PRI no levanta en el terreno electoral, a dos buenos candidatos con grandes gobiernos detrás, a la mitad de su partido y parte de la opinión pública.”


Me parece que Madrazo es buen candidato, pero las condiciones actuales no le favorecen. En el pasado el PRI dependía mucho del gobierno federal y del presidente en particular para ganar las elecciones, ahora sólo tiene el apoyo de algunos ex presidentes y algunos de los gobiernos estatales gobernados por su partido.

 

Su campaña eso sí no es nada buena, es demasiado conservadora, y se le ve siempre arropado por los sectores más rancios. Tiene un discurso 0 novedoso que sin eco ciudadano alguno, lleno de términos huecos y casi incoherentes. Pareciera que los ataques recibidos desde el gobierno y desde su propio partido al inicio de la campaña lo han dejado mal herido, y en vez de luchar parece dormido. Si en el 2000 él hizo mucho daño a Labastida, ahora ese daño se lo está haciendo Elba Esther.

 

Pero si miramos un poco a la historia, recordaremos que hace casi dos décadas que los candidatos del PRI no levantan electoralmente. En 1988 se cayó el sistema y nunca se supo quién fue el candidato con más votos, sobre lo que Miguel de la Madrid generó aun más dudas con la publicación de su autobiografía. Un tecnócrata, como el ex presidente Salinas, se enfrentaba al hijo del general Cárdenas, que además de mayor experiencia representaba a una coalición de izquierdas. Y fue necesaria la intervención del gobierno federal antes y después de las elecciones para que ganara.

 

En 1994 tuvo que surgir un levantamiento armado en Chiapas junto con otros hechos por demás lamentables para que a la gente le entrara miedo y votara por el PRI. El entonces candidato Zedillo fue vapuleado ampliamente por Diego Fernández de Cevallos en el debate electoral, y cuando este último comenzó a repuntar en las encuestas metió la famosa “reversa del 94”.

 

Ya en el año 2000, el candidato priísta arrancó con amplia ventaja tras derrotar en unas elecciones con alta participación a otros candidatos de su partido. Pero tenía enfrente a un muy buen candidato y no se le apoyó desde la presidencia como a otros candidatos oficiales, a lo que hay que agregar que realizó una campaña gris y mediocre. Mientras que por otro lado Fox contaba con el apoyo de una red ciudadana paralela al PAN, hizo un uso magistral de los medios de comunicación y supo conjuntar a un equipo de reacción inmediata que contrarrestó cada una de las frases de campaña que con tanto trabajo y jaloneo interno propuso el PRI.

 

Este último punto es importante porque el PRI siempre ha estado dividido, pero contaba con otros apoyos. Ahora no, y bajo las condiciones actuales Madrazo tendría que ser un auténtico alquimista para ganar las elecciones, y hacer una remontada histórica. No se enfrenta a un buen candidato, como el PRI en las 3 elecciones pasadas, sino a 2 buenos candidatos respaldados uno de ellos por el gobierno federal y el otro por el de la Ciudad de México.

 

Si a esto agregamos que su campaña se parece más a la de Labastida que a la que él mismo realizó en el 2000, que su honestidad siempre se ha puesto en tela de juicio y que la orquesta priísta ni toca a un solo ritmo ni tiene a un único director, en una elección limpia no tiene posibilidades de ganar. Más sin embargo la moneda sigue en el aire, y si quiere tener algún de chance debe arriesgar ya o mejor dar las gracias.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus