MARTES, 6 DE DICIEMBRE DE 2011
Percepción latinoamericana (I)

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Trato de tomar los mejores elementos de la justicia social y de la libertad económica. Lo que exploro es la posibilidad de una tercera constelación, más alta que las otras dos, moralmente mejor. Libertad económica, sí; justicia social, sí.”
John Tomasi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Responsabilidad social?

Arturo Damm
• IED, preocupante

Luis Pazos
• Más impuestos menos crecimiento ¡lógico!

Arturo Damm
• Desaceleración, más muestras

Ricardo Valenzuela
• ¿Quiénes controlan los gobiernos? (I)

Isaac Katz
• ¿Qué falló? (I)

Isaac L. Sánchez







“Para unos, América Latina es la tierra de los dictadores, de la violencia y el narcotráfico. La imagen que se tiene es de atraso, miseria absoluta, complacencia con la corrupción y de una vida dedicada a la improductividad. Para otros, América Latina es la tierra de las oportunidades, lugar donde se construye una creciente clase media, una burguesía acomodada, se desmantelan las pequeñas oligarquías, se masifican los derechos, se expande la educación y la salud.”


Aprovechando que el fin de año es un buen momento para la reflexión, en esta ocasión le presentaré y comentaré el reporte que la corporación Latinobarómetro difundió en 2011, en dicho documento se informa acerca de la democracia en América Latina, la confianza, la cultura cívica, discriminación, raza, fraude social, política, expectativas, seguridad laboral, actitud hacia los mercados, actitud hacia el Estado, evaluación de líderes y evaluación de instituciones internacionales. Por su extensión e importancia lo haré en dos entregas.

Primero, advertirle que la información proviene de entrevistas realizadas cara a cara a 20,204 personas de 18 países latinoamericanos, realizadas entre el 15 de julio y el 16 de agosto. De acuerdo con Latinobarómetro, los resultados son representativos del 100% de la población de cada país y tienen un margen de error del 3%. Por lo tanto, pueden ser usados con confianza, sin olvidar que es una muestra.   

En términos generales, de acuerdo con Latinobarómetro, América Latina no es la misma del siglo pasado, aunque se mantienen ciertos rasgos y problemas, también han ocurrido importantes transformaciones. 8 de cada 10 latinoamericanos cuentan con teléfono celular y 4 de cada 10 tienen un nivel de educación más que la del hogar en que nacieron. Su análisis considera que existe una creciente clase media que empuja los cambios y se defiende de los embates por reducirla.

Lo que sigue igual es la debilidad de las instituciones políticas y la desconfianza en los políticos. Respecto de este punto, hace unos días, mientras criticaba por las redes sociales la ignorancia literaria de un conocido candidato a la presidencia en México, diversos amigos peruanos, chilenos y argentinos coincidieron conmigo y me indicaron que enfrentan problemas similares, bastaba cambiar el nombre para adaptarlo a sus países.

Aunque Latinobarómetro aclara, en base a sus entrevistas, que en el continente se han dado mejoras, su imagen ante el mundo sigue igual (cortesía del cine y la televisión). Si vemos una película, América Latina aparece como la tierra de los dictadores, de la violencia y el narcotráfico. El mundo nos concibe como el espacio donde la gente se encuentra cómodamente debajo de un árbol tomando una siesta. La imagen que se tiene es de atraso, miseria absoluta, complacencia con la corrupción y de una vida dedicada a la improductividad.

La realidad como sabemos es totalmente distinta, Latinobarómetro considera que América Latina es la tierra de las oportunidades, lugar donde se construye una creciente clase media, una burguesía acomodada, se desmantelan las pequeñas oligarquías, se masifican los derechos, se expande la educación y la salud. Considera que ningún aspecto de la vida en sociedad está estancado en América Latina –para algunos es quizá una visión demasiado optimista, ya que están acostumbrados a centrarse en los problemas y limitaciones.

Dicho lo anterior, en relación a la democracia, en las entrevistas se preguntó a las personas si aprobaban la gestión realizada por su presidente. Los resultados son bastante reveladores, en Chile 28% de los entrevistados aprobaba su gestión; en Argentina 57%; en Brasil 67%; en México 59%; en Perú 52% y en Venezuela 49%. Antes de ver los resultados debo confesarle que esperaba que en Venezuela y México el nivel de aprobación fuera menor, en el primero por la megalómana figura de Hugo Chávez y en el segundo por la enorme cantidad de muertes violentas. En Chile esperaba una mayor aprobación, pero el problema con el sistema educativo parece estar cobrando factura.  

Se preguntó también acerca del apoyo a la democracia, nuevamente pensé que en todos los países habría un elevado porcentaje de apoyo; sin embargo, esto no es así. En Chile 61% de los entrevistados estaba a favor de la democracia en 2011, pero en 2010 era 63%; en Argentina 70% aprobaba la democracia en 2011, mientras que el porcentaje era 66% el año anterior; en Brasil 45% la aprobaba en 2011 y 54% el año previo; en México 40% la aprobaba en 2011 y 49% en 2010; en Perú 59% la aprobaba en 2011 y 61% en 2010; en Venezuela 77% la aprobaba en 2011 y 84% en 2010.

En el informe se indica que correlacionado con el apoyo a la democracia se encuentra el registro de crecimiento económico. Si existe crecimiento económico y éste se reparte entre todos, entonces aumenta el apoyo a la democracia, pero si existe crecimiento económico y no se reparte, entonces disminuye el apoyo a la democracia. El peor escenario es aquel en el que no existe crecimiento económico.   

Para toda América Latina, en 1997 63% de los entrevistados apoyaba la democracia y en ese año el crecimiento del PIB per cápita fue 3.8%. En 1998 el crecimiento se redujo, fue 0.9%, el apoyo a la democracia también se redujo a 62%. En 2001 la economía se contrajo 1.3% y el apoyo a la democracia también, sólo 43% de los entrevistados la apoyaba. En 2011 el crecimiento estimado es de 4.7% y el apoyo a la democracia de 58%, nivel similar al existente en 1995.

¿Qué porcentaje de los entrevistados prefiere un gobierno autoritario? En Chile 14%; Argentina 14%; Brasil 19%; México 14%; Perú 16% y Venezuela 14%. En promedio, en América Latina 18% prefiere un gobierno autoritario. Es de llamar la atención el que muchas personas sigan creyendo que el autoritarismo es el camino más adecuado para vivir mejor. Caso de estudio el de Venezuela, donde la mayoría apoya la democracia (77%), una minoría el autoritarismo y lo que tienen es un gobierno autoritario.

De acuerdo con Latinobarómetro, mientras los venezolanos piensan bien de su democracia, el mundo dice que está mal. Caso contrario es Chile, los chilenos opinan mal de su democracia (61% la apoya) y el mundo dice que está muy bien. En Chile 12% de los entrevistados considera que su democracia ha mejorado, mientras que en Venezuela es el 28%. En Argentina 31% ve mejora; México 16%; Perú 20% y Brasil 29%. En toda América Latina 21% ve mejora, 27% considera que ha empeorado y 47% que todo está igual.

¿Qué cree que le hace falta a la democracia? En América Latina 48% de los entrevistados consideró que hace falta reducir la corrupción, 33% que hace falta garantizar la justicia social, 31% que hace falta aumentar la transparencia del Estado, 31% que hace falta participación ciudadana, 21% que hace falta consolidar a los políticos y sólo 13% que está bien como está –aclaro que las respuestas eran múltiples y los totales suman más de 100%. En Argentina 61% consideraba que hacía falta reducir la corrupción; en Perú 59%; en Brasil 58%; en México 55%; en Venezuela 49% y en Chile 49%. Nuevamente Chile y Venezuela son casos paradigmáticos, ya que en el primero únicamente 7% está de acuerdo con el estado de su democracia y en Venezuela 20% de los entrevistados.

¿Qué porcentaje de los entrevistados considera que su país está progresando? En América Latina 35%, 8 puntos porcentuales más que en 2000 y 4 puntos porcentuales menos que en 2010. En Brasil 52%; Perú 49%; Argentina 45%; Venezuela 37%; Chile 29% y México 22%. En el caso mexicano, el bajo porcentaje de percepción de progreso coincide con una etapa de bajo crecimiento económico desde el 2001.

También se preguntó a las personas ¿cuál considera es el problema más importante? Dándoles a elegir entre desempleo, pobreza, problemas financieros o económicos y delincuencia. En América Latina 37% considera que lo más grave es el problema económico y 28% la delincuencia. En 2007 la delincuencia sólo preocupaba al 17% de los entrevistados, con lo que se tiene un incremento en los últimos años. En 2009 los problemas económicos alcanzaron su mayor nivel, con un 44%. Para 2011, en Perú el 52% de los entrevistados indica como mayor problema el económico; México 35%; Argentina 34%; Chile 19%; Venezuela 18% y Brasil 15%.        

Para finalizar, dos preguntas y sus respuestas ¿cómo percibe la situación económica actual? En América Latina 18% de los entrevistados veía la situación económica como muy buena, 34% como muy mala y 47% regular. En 2009 16% veía la situación muy buena, 40% muy mala y 43% regular. ¿Cómo cree que se encontrará el próximo año? 42% de los latinoamericanos entrevistados consideran que estarán mejor. En Brasil 64%; Argentina 46%; Venezuela 46%; Perú 45%; México 39% y Chile 30%. Esperando que la información le sea de utilidad, me despido invitándole a trabajar por la paz, la democracia y la competencia.

(Continuará)

• América Latina

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus